Más de un año después de que comenzase el conflicto por el sistema de depuración comarcal, la Plataforma Los Silos-Isla Baja y el Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) se han sentado en torno a una misma mesa para contraponer sus puntos de vista sobre uno de los temas que más debate está generando en la ciudadanía de la comarca.

La reunión se ha encuadrado dentro del proceso participativo puesto en marcha por el Cabildo para definir la ubicación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Garachico, Los Silos y Buenavista. Diez representantes de la Plataforma, además del presidente de la Asociación de Vecinos Las Canteras-Taco y del ingeniero José Luis Peraza, han estado tres horas debatiendo en el Complejo Hidráulico de la Isla Baja (donde en un principio estaba prevista la depuradora comarcal) con el consejero de Aguas, Manuel Domínguez; y el gerente del CIATF, Javier Davara. Sin intervenir en ningún momento, pero tomando nota de todo, estaba también Lorenzo García, jefe servicio del Área de Infraestructura Hidráulica del CIATF.

No iba a haber acuerdo. Ambas partes lo tenían claro y fue lo primero en ponerse sobre la mesa. El Consejo apuesta por un sistema de saneamiento y depuración comarcal para los tres municipios mediante la tecnología de biorreactores de membranas (MBR), mientras que los colectivos vecinales defienden una depuradora por localidad y con un sistema extensivo (comúnmente denominado natural).

De lo que se trataba, por tanto, era de que los responsables insulares escuchasen las reivindicaciones sociales. La Plataforma llevaba un año esperando por un encuentro que, en palabras de Manuel Martínez y de Javier Davara, no se había producido todavía porque no contaban con toda la información necesaria.

Todo el proceso ha carecido de transparencia

Aun así, desde la Plataforma y la Asociación de Vecinos de Las Canteras recalcaron que no ha habido comunicación. Destacaron frases como que “la comunicación entre el CIATF y la ciudadanía ha sido nula, todas las posibles ubicaciones son en Buenavista y no se han reunido con los vecinos, y todo el proceso ha carecido de transparencia”.

El colectivo también hizo hincapié en que el proceso puesto en marcha por el Cabildo en mayo no es verdaderamente participativo porque solo se pregunta por la ubicación de la EDAR y no por el sistema a utilizar, cuando a su juicio la problemática radica en lo primero. La Plataforma quiere una depuradora natural por municipio y asegura no oponerse a que, si así fuera, se instalase cerca de los núcleos urbanos.

Consideran que apostar por un sistema extensivo como el llevado a cabo por José Luis Peraza en algunos puntos del Parque Rural de Teno es el más idóneo desde el punto de vista medioambiental y también de cara a la reutilización de las aguas para el riego. Se preguntaban, así, por qué la comarca no podía volver a ser puntera al emplear ese sistema para núcleos con más población que las de los caseríos de Buenavista. Y avalan como argumentos los manifiestos de técnicos y docentes a nivel regional y nacional.

Si fuese una cuestión de prensa, hubiésemos tirado para adelante

No opinan lo mismo desde el CIATF y así volvieron a recalcarlo en el encuentro. Reconocen que la depuración natural ofrece más ventajas económicas y energéticas, pero solo para la depuración. Y es que el empeño del consejero Martínez es el mismo que manifestaba a DAUTE DIGITAL: “Se trata de qué queremos hacer con el agua”. Si la finalidad es reutilizarla para la agricultura —una prioridad para el Cabildo—, defienden que el mejor sistema es el de membranas porque es el único que garantiza un suministro de agua de calidad de forma continua.

“No hay prisa”

Fue otra de las frases más repetidas por Manuel Martínez, quien puso como horizonte el año 2027. Pese a llamamientos anteriores para no retrasar el proyecto ante las exigencias de la Unión Europea, ahora el consejero asegura que la Isla Baja todavía no corre riesgo (aunque cuenta con tres estaciones municipales en malas condiciones). Por esa cuestión del tiempo, dejó claro que, de haber prisa, “hubiésemos tirado para adelante” y la EDAR se ubicaría en el mismo lugar donde se realizó la reunión, junto al barrio de Las Canteras y sin consulta ciudadana previa.

Con todo, la conclusión a la que llegó el consejero fue que, si los vecinos siguen apostando por depuradoras municipales —”se hizo en los años 80 y se ha demostrado que no han funcionado”, puntualizó el gerente, Javier Davara”—, corresponde a los ayuntamientos tomar la iniciativa y ponerlas en marcha por su propia cuenta, sin participación del CIATF.

Los ayuntamientos han estado a verlas venir

“Apoyaremos las decisiones municipales, pero no las lideraremos”, advirtió Martínez, quien también dejó un recado para las corporaciones de Buenavista, Los Silos y Garachico: “Los ayuntamientos han estado a verlas venir y han parado todo por un conflicto social“.

La reunión acabó pasadas las 8 de la tarde con esa premisa de los dirigentes insulares. La apuesta del CIATF sigue pasando por un sistema comarcal con una estación depuradora cerca del límite de Buenavista con Los Silos y que reutilice las aguas para la agricultura. Cualquier otra opción, incluida la defendida por la Plataforma y las asociaciones vecinales, lanzaría la pelota al tejado de los ayuntamientos.

El Plan Hidrológico Insular recoge que la depuradora comarcal se ubique junto al Complejo Hidráulico Isla Baja
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.