Buscar un emplazamiento para la futura depuradora de la Isla Baja, alternativo a la zona de Ravelo, en Las Canteras, no será una tarea fácil. La inesperada moción institucional adoptada por el Ayuntamiento de Buenavista en el pleno extraordinario del lunes ya tiene respuesta por parte del Cabildo de Tenerife. El consejero de Aguas, Manuel Martínez, advierte que se trata de una petición “complicada”, aunque no la descarta.

En declaraciones a COPE Tenerife, Martínez ha señalado que aún no conocía el texto íntegro de la moción apoyada por la unanimidad del pleno municipal. Informado sobre la decisión del Ayuntamiento, ha explicado que la ubicación planteada para la EDAR se ampara en el Plan Hidrológico Insular (PHI) y que, tal como apuntó la alcaldesa Eva García en el pleno, buscar otro lugar para instalarla requeriría modificar el Plan. “El PHI es como el Plan General de Ordenación (PGO), pero en materia de aguas”, ha precisado el consejero, añadiendo que posteriormente los ayuntamientos implicados tendrían que revisar el PGO para contemplar la nueva localización de la depuradora, “siempre y cuando los técnicos digan que ese nuevo sitio sea viable, porque las decisiones se han tomado en base a una justificación”. En este sentido, Martínez repite que un cambio de sitio necesitaría de una justificación y que serán los técnicos del Consejo Insular de Aguas quienes decidan.

Foto: Andrés Gutiérrez (DIARIO DE AVISOS).

Sobre la petición del Ayuntamiento para contemplar la depuración natural como alternativa a la convencional, el consejero socialista apunta que la EDAR ya está en fase de licitación y se ha pedido a las diferentes propuestas presentadas para su construcción que se señalen las alternativas a la depuración convencional. “La depuración natural consume más territorio, pero tomaremos una decisión en función de lo que digan los técnicos”, añade.

Además, como señaló DAUTE DIGITAL días atrás, el Reglamento de actividades molestas e insalubres de 1961, que contemplaba la ubicación de instalaciones como las depuradoras a más de 2 kilómetros de distancia de núcleos urbanos consolidados, el consejero de Aguas recuerda que esa normativa fue derogada en 2007 y que Canarias cuenta con una Ley de Actividades Clasificadas desde 2011, donde se regula “cómo deben ser las depuradoras”. Así mismo, precisa que todas las depuradoras de la isla se encuentran “a menos de un kilómetro” de distancia de las poblaciones.

En todo caso, Martínez comenta que “en los impactos medioambientales se contemplan todas las cuestiones que habría que garantizar, así como tomar las medidas correctoras para que este tipo de infraestructuras no afecten a la ciudadanía”.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.