El Ayuntamiento de Los Silos ha aprobado el trasvase de aguas residuales desde Garachico. Así lo ha publicado este jueves 16 el periódico El Día. El emisario comarcal ubicado en el charco de La Araña de la costa de Los Silos recibirá, además de las suyas, las del municipio vecino. De este modo, los planes del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) para depurar de manera comarcal siguen adelante.

La aceptación del trasvase era previsible ya que Macarena Fuentes, alcaldesa de Los Silos, tenía claro que antes de sentarse en el banquillo de acusados, cedería ante las decisiones adoptadas en el CIATF. Así lo aseguraba en una entrevista a DAUTE DIGITAL en noviembre de 2020 en la que una de sus declaraciones era esta: «Nadie puede ir contra la ley, porque o te inhabilitan o coges la cárcel».

La depuración comarcal ha sido un tema polémico desde 2017, año en el que se presentara la iniciativa de depuración como un proyecto estrella. Han pasado más de cuatro años hasta que la Junta de Gobierno del consistorio silense haya dado el visto bueno que desbloquea la primera fase del sistema de saneamiento comarcal en la Isla Baja.

Presentación del proyecto de saneamiento y depuración de la Isla Baja

Fuentes informará de los inconvenientes de la decisión este viernes 17 de diciembre. La plataforma ciudadana Los Silos-Isla Baja ha calificado la decisión como «una traición al pueblo» y en su momento advirtió a la alcaldesa de que la denunciaría si aprobaba este trasvase de aguas.

Por el momento, esta plataforma ha convocado una asamblea este domingo 19 de diciembre a las 12.00 horas en la trasera del exconvento de San Sebastián. En la convocatoria, enviada a través de Whatsapp, aseguran que «el Ayuntamiento de Los Silos ha firmado secretamente un convenio para verter las aguas negras de Garachico a través del emisario del charco de La Araña (…). Si nos quedamos de brazos cruzados permitiendo esta traición a la ciudadanía, tendremos que soportar las graves consecuencias medioambientales para nuestra salud y nuestro ocio (…)».

Para el colectivo ciudadano, la alcaldesa silense no debería haber cedido a estas presiones y debería haber comunicado esta decisión al pueblo para «resistir entre todos. Este pueblo ha sido traicionado. Lo inteligente hubiera sido dimitir y estar al lado de la ciudadanía».

Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.