Ha sido un día de alegría. Un día en el que se ha recordado hasta al botánico que más plantas identificó como autóctonas dentro del barranco de Masca: Eric Ragnor Sventenius. Pero este sábado 27 de marzo será el día en el que realmente el barranco de Masca abrirá su ‘experiencia piloto’ con todas las plazas particulares llenas hasta el próximo mes de mayo.

Será un barranco de bajada y subida por ahora, algo que deben de tener en cuenta los que decidan adentrarse en lo que ha permanecido cerrado más de tres años. Al respecto, Pedro Martín, presidente del Cabildo Insular de Tenerife; no se atrevió a dar una fecha concreta para la materialización del embarcadero de Masca: «tenemos que contar con otras muchas administraciones, entre ellas el Estado», refiriéndose a Costas. Martín ha asegurado que la obra del embarcadero ya cuenta con la aprobación de la demarcación provincial de Costas, pero necesitan tenerlo a nivel nacional.

«El embarcadero de Masca depende de muchas administraciones»

No obstante, la consejera de Medio Natural, Isabel García; dejó claro en medio de los primeros doscientos metros de este barranco que se luchará por conseguir «una autorización provisional para el embarcadero. Se ha redactado el proyecto, el dinero está en el presupuesto del Cabildo de 2021 y nos gustaría conseguir una autorización provisional que nos permita ejecutar algunas obras ex situ, fuera del enclave de la obra», puntualizó a las declaraciones del presidente.

En esos primeros doscientos metros de acusada bajada, se comprobó el desnivel del terreno. Se llegó hasta la primera señal que se ha establecido en el barranco: gracias a esta señal se puede saber en qué zona se está exactamente, si se tiene cobertura móvil y cuánto queda de trayecto. Es una de las novedades de este ‘renovado’ barranco de Masca. Previamente, se pasa por un recién estrenado centro de visitantes donde se podrá adquirir el casco y se informará al usuario.

La llegada hasta el caserío es otra de las principales dudas. Se quiere fomentar el uso de la guagua. Para ello, ya se han aumentado las frecuencias de la línea 355 los fines de semana.

No es necesario enseñar el ticket de la guagua para bajar el barranco. Es decir, se puede comprar la entrada por internet y acudir en vehículo privado. No obstante, el Cabildo no garantiza que la experiencia se pueda realizar debido al escaso aparcamiento que existe en Masca. En el caso de que se desborde el caserío debido a la gran afluencia de vehículos privados, el Cabildo junto con el consistorio buenavistero se plantearán la limitación de los aparcamientos por un cierto tiempo. 

Se recomienda ir en guagua debido al escaso aparcamiento

A este respecto, tanto Vanesa Martín, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Buenavista del Norte; como Ibrahim Forte, homólogo en el Ayuntamiento de Santiago del Teide; han dejado claro que ambas administraciones están trabajando para la creación de bolsas de aparcamiento en lugares próximos en los que coger la guagua. Martín hizo alusión al aparcamiento cercano en el campo de fútbol de Los Cabildos en Buenavista del Norte.

«Nosotros el barranco lo vamos a testear todos los días», asegura la consejera insular de Medio Natural. Así responde antes las dudas de los periodistas que piensan en condiciones meteorológicas adversas. «Si existe una alerta meteorológica repentina, se avisará a los que tienen su reserva para poder canjearlo otro día. Si hay alerta o hay mal tiempo, el barranco se cierra», dice sin dudar.

Tras las preguntas y las fotos de rigor en el primer tramo del barranco, los asistentes a la comparecencia informativa pudieron comprobar la dureza que supone subir el barranco. Por esto y por otros motivos, todos los responsables políticos presentes insistieron mucho en que se trata de una experiencia piloto y que «estamos probando», frase que sonó constantemente para dejar claro que nada de lo que pase en la regulación del barranco de Masca por ahora es definitivo.

«Vamos a testear el barranco todos los días»

El barranco debe bajarse y subirse con mascarilla. «Estamos en nivel 3 de alerta por COVID-19. Se debe realizar con mascarilla, en grupos de cuatro personas como máximo y con una distancia prudencial», declara García. Otro apunte: se puede acudir con mascotas mientras se las controle.

Nombres propios

La consejera, Isabel García, comenzó la intervención en la rueda de prensa con un preparado discurso en el que nombró a varias personas que han trabajado por el caserío y su barranco de alguna manera. El ya mencionado botánico Eric Ragnor Sventenius, José Pérez González, quien trajera la luz, los caminos y el único teléfono del caserío; Gilberto Alemán de Armas, artífice de uno de los primeros libros sobre la arquitectura de Masca; Aurelio Abreu, exalcalde de Buenavista del Norte; José Antonio Valbuena, exconsejero insular de Medio Natural y quien iniciara este proyecto; y para terminar, Eva García, exalcaldesa del municipio y quien «dio lugar a la realización de esta obra», según la consejera.

Sin embargo, uno de los nombres propios con mayor notoriedad en la jornada de este viernes 26 fue el de Cristóbal Rodríguez, jefe de Servicio del área de Medio Natural, quien se despedía del Cabildo tras 22 años de trayectoria. El presidente insular le hizo entrega de un detalle en su último día laboral. «Es mi último día antes de mi jubilación. Ha sido una total coincidencia», dijo en este anecdótico homenaje.

 

Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.