El PSOE silense se ha pronunciado sobre el cierre de la piscina de la Villa este verano: “solo tenían que ponerse a trabajar”, han dicho los socialistas en un comunicado.

Según ellos, los acuerdos estaban cerrados, los plazos de las obras previstos, la financiación para la realización de las mismas conseguida y en las arcas municipales y la solicitud de la nueva concesión administrativa tramitada.

“Por lo tanto, solo tenían que ponerse a trabajar, cumplir con lo establecido y hacer cumplir los acuerdos para que este verano los vecinos y vecinas pudieran disfrutar de nuestra piscina pública municipal”, aseguran los anteriores mandatarios socialistas.

En cuanto a la licencia, defienden que la solicitud de prórroga, a pesar de que se recibe en 2018, “no es hasta el 24 de mayo de 2019 cuando se realiza el acta de reversión por costas”.

Los socialistas continúan diciendo que “en esa reversión, se adquieren unos compromisos por ambas partes (Costas y Ayuntamiento) para, por un lado, establecer una continuidad con los servicios que se prestaban en esa infraestructura y también establecer unos plazos para la ejecución de las obras que estaban previstas realizar”.

“No hay ningún decreto que prohibiera obras de interés general”

A este respecto, los compromisos y los plazos consensuados en el acta de reversión realizada por parte de Costas “están claros. El Ayuntamiento de Los Silos manifiesta claramente su deseo de continuar con la explotación e informa de los dos proyectos”, aclaran ya que gestionaron antes de salir del Ayuntamiento. 

Por último, los socialistas argumentan que no hay ningún decreto que durante el Estado de Alarma prohibiera llevar a cabo obras declaradas de interés general. Al igual que todas las administraciones, y entre ellas Costas, se han seguido tramitando expedientes”.

Según ellos, lo que ocurrió fue que “en vez de seguir el planning establecido, se retrasó la redacción del proyecto necesaria para la nueva concesión administrativa hasta principios de noviembre de 2019. Se trata de un retraso de seis meses desde que se comienza el trámite de nueva concesión”, explican.

Continúan relatando que “a pesar de que el proyecto terminado se entrega en el Ayuntamiento el 11 de marzo de 2020, no es hasta el 23 de junio de 2020 cuando se envía al Servicio Provincial de Costas. Casualmente, el mismo día que registramos en el consistorio un documento solicitando acceso al expediente”. Hablan de otro retraso de tres meses, “lo que posiblemente hubiera permitido contar para este verano con una infraestructura mejorada para el disfrute de todos los vecinos y vecinas”, concluyen.