Un vuelo perfecto

El tratamiento de los personajes brinda cariño y empatía a pesar de la locura por los pájaros que entrañan

0
484

Simplemente eso: un vuelo perfecto. El estreno del documental ‘Soñando con alas’ en Madrid ha sido un planear constante con viento a favor, surcando los cielos sin turbulencias y con el despliegue de las alas que hace ver la auténtica y real envergadura de las cosas que importan. Cosas como el amor, la pasión, la simpleza, la transparencia, la humildad y la verdad. 

Cinco personas han abierto sus alas y Juanjo Ramos y Germán Pinelo se han visto envueltos en ellas. El tratamiento de los personajes nos brinda cariño y empatía a pesar de la locura por los pájaros que entrañan. Algo muy difícil de entender pero no imposible.

Ana Miranda, J
Tres de los protagonistas de ‘Soñando con alas’: Ana Miranda, Juan Ramírez y Carlos Lozano

Quien les escribe no tiene ni idea de pájaros pero en el último mes ha tenido que lidiar (más bien pajarear) con diferentes pajareros e incluso leerse una aventura por 8 países de 400 páginas en la que el hilo conductor era la observación de aves. Se trata de Fran Torrents. Otro pajarero que comparte la ilusión de los cinco personajes de ‘Soñando con alas’ y que me tocó conocer en el festival Periplo.

Cabe concluir que estos días he tenido la cabeza llena de pájaros. Nunca en el mal sentido de este refrán recurrente. Me han dado la oportunidad de volar sin levantar los pies del suelo y entender que la ilusión es el motor que te hace crecer. Que la pasión por algo, la que yo siento por mi profesión, es necesaria en la vida. Y que si los pájaros vuelan ellos son felices.

Lo cierto es que el estreno del documental fue sobre ruedas. O mejor aún, sobre alas. Volamos y aterrizamos en La casa encendida. Unas 400 personas esperaban ansiosas poder ver lo que no esperaban: la gran mayoría creía que vería un documental sobre pájaros o una cinta de la más pura conservación de pájaros. Pero no. Fue una obra dirigida a las personas y el mensaje caló mucho.

Además del estreno, pudimos compartir grandes momentos en Madrid: buen japonés, grandes desayunos en el Adorado, visita a la naturaleza disecada, Ribera de curtidores y Fotocasión y el enriquecimiento personal con grandes personas. Agradezco enormemente la oportunidad de conocer gente que me aporta experiencia.

Tan solo espero que este vuelo siga siendo placentero y que todos nuestros sueños se hagan realidad. Incluso el de volar. 

Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.