El Ayuntamiento de Buenavista ha decretado en la tarde de este lunes 26 el cierre del camino del barranco de Masca, después de que ocho senderistas hayan tenido que ser rescatados en barco tras quedar aislados el domingo por el temporal.

Según el consistorio, se trata de una medida con fecha de comienzo pero no de final. Los daños producidos por el oleaje han dejado el embarcadero inoperativo al desprenderse un pilar de la pasarela. Además, los agentes del Consorcio de Bomberos y del GREIM de la Guardia Civil alertaron al consistorio de que “el barranco está impracticable y hay una deficiencia importante en el embarcadero por lo que no existe la alternativa de salir en barco“, ha asegurado la alcaldesa del municipio, Eva García, a DAUTE DIGITAL.

Cartel instalado por el Ayuntamiento a la entrada del barranco

Esto ha llevado a la regidora a firmar un decreto por el que el barranco de la localidad buenavistera queda cerrado temporalmente hasta nuevo aviso. Se trata de una competencia municipal dado que “el sendero no está homologado. Al estar en el terreno del municipio nosotros tomamos medidas”, dijo García. La regidora buenavistera apeló a la responsabilidad de los usuarios para evitar episodios como el de este domingo 25. 

El barranco queda cerrado hasta nuevo aviso

El barranco se encuentra fuera de regulación y, por tanto, no está integrado en la red insular de senderos, aunque el Cabildo es el principal actor en todo lo que atañe a la zona. Por su parte, Eva García añade que la competencia del consistorio en el barranco “es prácticamente de limpieza, pero reconozco que hay una inseguridad. Me veo en la obligación, como administración más cercana, de tomar esa determinación”.

En este sentido, la alcaldesa de Buenavista incluso nombró al Consejo Insular de Aguas al ser preguntada si podría actuar en el barranco. “No conozco ningún momento en el que el Consejo Insular de Aguas haya cerrado un barranco”, justificando así la actuación del Ayuntamiento.

Foto de archivo de uno de los rescates efectuados recientemente en la playa. / 1-1-2 Canarias

Así reza el decreto del consistorio buenavistero: 

Vista la notificación remitida por el Servicio Técnico de Gestión Ambiental (Unidad Parque Rural de Teno) del Área de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Seguridad del Excmo. Cabildo Insular de Tenerife, en el día de hoy, 26 de febrero de 2018.

Visto que en dicho escrito se describe y alerta sobre la situación actual tanto del camino del barranco como del embarcadero de Masca, debido a las borrascas que han azotado la zona sur y oeste de la Isla en los últimos días, no pudiéndose garantizar la seguridad para los visitantes, suponiendo un serio riesgo para los mismos, (…)

RESUELVO

(…) — Cerrar, a la mayor brevedad posible, el camino del barranco de Masca. Adoptando las medidas necesarias a proponer por los Técnicos municipales, respecto a señalización y obstaculización del paso.

— Prohibir la utilización del embarcadero de la playa de Masca para la realización de las maniobras de embarque y desembarque de personas. Adoptando las medidas necesarias a proponer por los Técnicos municipales, respecto a señalización y obstaculización del paso. (…) 

Sin fecha de apertura

Al ser preguntada por la fecha de apertura del barranco de Masca, García advierte de que todo dependerá de la evolución de las condiciones atmosféricas y “las obras del embarcadero”. Así, el barranco de Masca quedará cerrado al tránsito hasta que el tiempo mejore y se tenga una salida alternativa por mar.

Previo a la publicación del decreto que ha cerrado de manera temporal el sendero, se estableció la recomendación de no bajar el barranco. Una acción que, a pesar de las alertas de temporal, no funciona. No es la primera vez que los servicios de emergencia tienen que realizar labores de rescate en la zona con mal tiempo.

Foto: Bomberos de Tenerife
Accidentes como tónica habitual

Pero los percances en Masca van mucho más allá de la meteorología y es raro el mes en el que los bomberos y el helicóptero del Gobierno de Canarias no tengan que operar en el lugar. De ahí a que la sombra de la regulación planee sobre desde hace tiempo.

El consejero de Medio Ambiente y Seguridad, José Antonio Valbuena, ya avanzó en enero a DAUTE DIGITAL que el Cabildo tiene previsto poner en marcha la regulación del barranco en verano. Ya se ha realizado un estudio para mejorar las condiciones de seguridad y en los presupuestos de 2018 figura una partida de 300.000 euros para ello. “Queremos tener un control en el flujo de personas que accede al barranco y, sobre todo, exigir unos requisitos mínimos de seguridad para reducir de manera considerable el número de incidentes”, afirmó el consejero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.