Sí se puede celebra que el Cabildo de Tenerife haya decidido colaborar con el Ayuntamiento de Buenavista del Norte en el vaciado del antiguo vertedero de El Fraile, que fue cerrado en 1986, con residuos que han quedado al descubierto y caen al mar por efecto de la erosión. La decisión es resultado de un acuerdo institucional adoptado en el pleno de este lunes entre todos los grupos presentes en la corporación insular —CC, PSOE, PP, Sí Podemos Canarias y Ciudadanos— a partir de una moción presentada por la consejera de la coalición integrada por Equo, Sí se puede y Podemos.

Acosta agradece a todos los grupos del Cabildo “su compromiso con esta iniciativa y con el medio natural”. La consejera insular destaca este logro como una “positiva consecución de una colaboración interadministrativa necesaria y como reconocimiento y visibilización de las consecuencias a medio y largo plazo que tiene nuestra actividad y el consumo, es decir, nuestro impacto en el entorno”.El alcalde de Buenavista, Antonio González, también de Sí se puede, dice que el acuerdo alcanzado “es importantísimo para el municipio porque, gracias al compromiso de todos los grupos del pleno del Cabildo, a instancias de una compañera de Sí se puede, que es consejera insular, se podrá cerrar una de las heridas más importantes en la historia reciente de Buenavista del Norte desde el punto de vista medioambiental. Asegura que “la implicación del Cabildo de Tenerife nos allana bastante el camino y posibilita que otras instituciones, como el Gobierno de Canarias, se puedan sumar”.

“El acuerdo va a permitir encauzar definitivamente este asunto para dar la salida que necesita un lugar tan sensible desde el punto de vista medioambiental que fue afectado por la mala gestión realizada en el pasado, cuando se usó este espacio como vertedero, simplemente, porque es un lugar apartado del municipio. El tratamiento que se dio al vertedero fue insuficiente y la propia naturaleza sacó esa mala gestión a la superficie”, dice González Fortes para resumir lo sucedido durante décadas en un espacio de un altísimo valor ambiental usado para depositar residuos y que fue sellado de manera insuficiente.

“El valor ambiental de la zona es indiscutible”, al formar parte de la Zona Especial de Conservación (ZEC) y la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), ambas de Teno, además de pertenecer al Parque Rural de Teno y, por proximidad, vinculada a la ZEPA Espacio Marítimo de La Gomera-Teno, donde están presentes aves como el petrel de Bulwer, la pardela cenicienta atlántica, la pardela chica macaronésica y el paíño europeo atlántico.La restauración ambiental de la zona alcanza un coste de 900.000 euros, según el proyecto encargado por el Cabildo de Tenerife y entregado al Ayuntamiento de Buenavista del Norte en enero de 2020. “Se trata de una cantidad inasumible para una corporación municipal con un presupuesto pequeño, lo que hace imprescindible la cooperación entre administraciones para llevar a buen término su ejecución”, dicen desde Sí se puede.

Las actuaciones previstas contemplan la extracción de la basura depositada para evitar que el mar continúe haciendo aflorar los restos por efecto de la erosión y los recoja, una labor delicada por las dificultades de acceso que presenta la zona. El plan contempla también gestionar los residuos, restaurar la costa con tierra nueva y arreglar el camino que pasa por encima del viejo vertedero.

La moción institucional del Cabildo de Tenerife sobre la cooperación interadministrativa necesaria para la ejecución del proyecto de vaciado del vertedero de El Fraile establece que la 9 con la aportación de los fondos necesarios para la ejecución del proyecto de rehabilitación de la zona.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.