Pedro Javier Pascual tiene claro que la imagen que tiene en su cabeza acerca de una futura fotografía a veces no se cumple: “La naturaleza es caprichosa y no sigue pautas para fotografiarla”, dice convencido sabiendo que hay circunstancias que ni él ni su cámara pueden controlar.

No obstante, el fotógrafo, que recibirá el Premio Brote Fotografía en la gala inaugural del Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias (FICMEC), transmitirá todo su buen hacer al alumnado del taller de fotografía que impartirá del 10 al 12 de octubre en Garachico.

Pascual se define como autodidacta y al hablar de sus comienzos recuerda que “aprendí a revelar químicamente, y ese proceso y su resultado lo realizaba en blanco y negro”. Además, reconoce que en sus inicios no estaba tan centrado en la fotografía de naturaleza.

Pero siempre ha tenido un vínculo con la naturaleza. “Viene desde la niñez. Los veranos y fines de semana los pasaba en una casa que tenían mis padres en el campo. Era mi patio de juegos y de esas vivencias viene mi atracción por los espacios naturales”, confiesa. Comenta que al hacerse mayor “buscaba plasmar todas esas experiencias en la fotografía”. 

Como fotógrafo de naturaleza, se siente más a gusto en “buscar la belleza o crear y recrear momentos”, explica. La fotografía de Pedro Javier Pascual está llena de fantasía y de ambientes oníricos que parecen imposibles de fotografiar en el medio ambiente. “La fotografía sirve también para mantener recuerdos vivos, plasmar y buscar la belleza”, argumenta al ser preguntado si se siente comunicador. “Lógicamente es un medio de expresión muy poderoso y suele haber una intencionalidad comunicativa sobre todo en la fotografía documental, reportaje o fotoperiodismo”.

El fotógrafo controla varios aspectos clave para conseguir el resultado que desea: la luz y la profundidad de campo. “Estos dos factores ayudan a darle un tinte onírico a la imagen”, afirma. A esto le añade el objetivo utilizado, la lejanía con el motivo a fotografía, el ambiente y la atmósfera del momento. “Todos estos factores ayudan a potenciar este tipo de fotografías”, sentencia.

Sin embargo, para aprender de primera mano aún está abierta la inscripción del taller de FICMEC en este enlace. En el desarrollo del taller habrá partes teóricas y prácticas en las que se podrá realizar lo aprendido en el aula.

Pedro Javier Pascual asegura estar “muy feliz por la invitación. Espero estar a la altura de este gran festival”.

FICMEC, a pesar del COVID-19

El Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias (FICMEC) se desarrollará del 9 al 12 de octubre en Garachico y el 16 y 17 del mismo mes en Buenavista del Norte. Bajo la premisa de la seguridad, la organización del festival trabaja para brindar el mejor cine medioambiental del mundo a pesar del COVID-19.

En todo momento, la organización velará por la seguridad de los asistentes aplicando las medidas necesarias: uso obligatorio de mascarilla, distancia de seguridad, aforo limitado, realización del evento en espacios al aire libre y entradas anticipadas para disfrutar de la cultura segura.

Próximamente, FICMEC informará de cómo será el procedimiento para adquirir las entradas e invitaciones para asistir a la vigésimo segunda edición de un certamen que se ha vuelto aún más necesario en medio del contexto sanitario.