El Ayuntamiento de Garachico prosigue con la construcción de la rampa accesible de bajada a la playa de El Muelle en medio de algunas críticas por las grandes dimensiones de la estructura.

La plena accesibilidad es uno de los requisitos para que esta zona de baño del municipio tenga el distintivo de Bandera Azul. Este reconocimiento lo obtuvo este verano —contra los pronósticos del Ayuntamiento—, aunque la bandera no volverá a ondear hasta que finalicen las obras.

El alto desnivel entre la carretera y la playa ha obligado al consistorio a optar por una larga rampa que cumpla con el 6 o 7 % de pendiente exigido para estos casos, ya que la actual rampa de cemento y piedra no cumple con ello.

El alcalde, Heriberto González, ha explicado que las protecciones impuestas por Costas y por Patrimonio Histórico obligan a realizar una estructura “desmontable y con materiales ligeros”. Se trata de una rampa de madera tratada que contará con una baranda de protección y que, al llegar a la zona de callaos, tendrá continuidad con un pasillo de tarimas de aluminio y madera hasta el agua, además de sillas anfibias para posibilitar el baño de las personas con movilidad reducida.

No solo las grandes dimensiones de la rampa han sido objeto de crítica, sino también la posible fragilidad ante los habituales temporales marítimos que sufre la costa de Garachico.  González asegura que los encargados de realizar el proyecto contempla que pueda “resistir bien” el oleaje, pero cosa distinta sería un mar de leva similar al de 2018. En todo caso, el Ayuntamiento repara antes de cada verano el mobiliario de las zonas de baño y también tienen contemplado hacerlo con la rampa si es necesario. “El mar no puede ser un freno para que avancemos”, ha señalado el alcalde, pidiendo además no ponerse “la venda antes que la herida”.

“Yo no sé si es bonita o si es fea. Hace tiempo que dejé de calificar a las personas y las cosas de esa manera porque todo depende del cristal con que se mire o de los diferentes tipos de gusto que tenga cada uno”, ha dicho en referencia a las críticas. En todo caso, Heriberto González defiende la instalación de la rampa y el resto de obras que han tenido que realizar para que la playa de El Muelle cuenta con Bandera Azul porque, a su juicio, “nos hace tener mayor proyección internacional”.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.