El Ecomuseo de El Tanque, ubicado en Los Partidos de Franquis de Abajo, ha reabierto sus puertas con la incorporación de novedosos elementos museográficos de realidad aumentada que tratan de enriquecer la experiencia de los visitantes y de hacerlos más partícipes de la historia que se cuenta en estas instalaciones, en las que se muestra el modo de vida rural y las tradiciones agrarias y ganaderas de la zona, además de establecer las medidas de seguridad pertinentes en consonancia con el contexto actual de la pandemia.

El Ecomuseo ha aprovechado estos meses de cierre por el estado de alarma a causa de la crisis sanitaria del COVID-19 para poner en marcha, entre otras acciones, un proyecto de realidad aumentada a través de un sistema innovador de interacción entre el visitante y los materiales presentes.

Entre las novedades, destaca la de un asistente virtual en formato tridimensional con la apariencia de uno de los vecinos que vivió en la zona, donde cuenta la historia de cada una de las casas que conforman el Ecomuseo. Asimismo, en la zona de la venta antigua, se podrá ver al ventero, también en formato digital, perfectamente integrado en su espacio, hablando de las vicisitudes de su negocio.

Por otro lado, se ha instalado un sistema mediante el cual los usuarios podrán ver los objetos de la colección, aparte de físicamente, flotando en el aire en tres dimensiones, en el mismo espacio en el que se encuentran, y así poder observarlos y ampliarlos para apreciar sus detalles, además de escuchar su descripción y utilidad en su propio idioma.

Para responder al nuevo contexto de la pandemia del coronavirus, se ha procedido a la eliminación de cualquier sistema táctil en el Ecomuseo, sustituyéndolo por una aplicación que permita al visitante acceder a todos estos terminales en su propio móvil o tableta. De esta forma, al llegar a las salas, con su smartphone o tableta, mediante el uso de una aplicación móvil, denominada EnjoyXR Ecomuseo de El Tanque, que se puede encontrar tanto en el App Store de Apple como en la Play Store de Android, los usuarios pueden accionar los vídeos, manejar los interactivos y hasta disfrutar de una experiencia virtual que hasta ahora se tenían que ver con unas gafas de realidad virtual.

La aplicación, además, permite el acceso a la versión digital de la guía del museo para evitar posibles situaciones de contagios por la utilización de folletos en papel. No obstante, aquellas personas que no dispongan de aparatos digitales (móvil o tableta) tendrán a su disposición guías presenciales del propio Ecomuseo.

Todos estos elementos han supuesto una inversión de 43.971,68 euros, desde el suministro de la instalación de la red wifi (16.048,98 euros) y el proyecto de digitalización y realidad aumentada para la colección de objetos etnográficos que se exponen en las diferentes salas (14.590,50 euros) hasta la adaptación a los requisitos de control de COVID-19 en los elementos de activación de los dispositivos de efectos visuales y sonoros (13.332,20 euros).

El presidente del Cabildo, Pedro Martín, que visitó la instalación, hizo hincapié en la incorporación de nuevas tecnologías para evitar el uso de herramientas táctiles en este recinto. “Podemos hacerlo simplemente a través de una aplicación móvil que nos ayuda y recrea cuál era la manera y los modos de vida del pasado. Ahora la obligación del Cabildo es acabar de complementar la oferta del Ecomuseo y, sobre todo, darla a conocer para que sean muchos los que puedan disfrutar de este tesoro”, detalló.