Nueve alumnos del IES Daute-Los Silos han descubierto dos nuevos posibles asteroides dentro del programa Asteroid Hunters in Canary Islands (Cazadores de asteroides en las Islas Canarias), organizado por el Área de Vocaciones Científicas y Creatividad de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias en colaboración con la Agrupación Astronómica de Gran Canaria.

Los hallazgos se produjeron durante el curso de 2018-2019 y han sido confirmados por el International Astronomical Search Collaboration (IASC) este año, aunque ahora queda esperar a que el Minor Planet Center (MPC), organismo de la Unión Astronómica Internacional (UAI), verifique si realmente se trata de estos cuerpos celestes. Según han indicado, “los descubrimientos permanecen en la base de datos del MPC hasta que haya habido un número suficiente de observaciones para determinar completamente su órbita”, lo cual puede tardar entre 6 y 10 años.

Una vez confirmados, Valeria, Bruno y Antonio Airam, y Claudia, Víctor Aday, Adrián, Nayara e Ilina, descubridores de 2019 JG1 y 2019 FU3 respectivamente (nombres provisionales) podrán bautizarlos como deseen y pasarán a formar parte del catálogo de la UAI. Según Javier Casas, profesor de Física y Química y coordinador del proyecto en el instituto silense, “están muy orgullosos y satisfechos con el resultado porque han tenido que hacer un trabajo muy riguroso”.

“Queremos sembrar la semilla científica en los alumnos”

“Es una actividad motivadora que les ayuda a trabajar y a desarrollar las competencias básicas como el uso de internet, la colaboración en equipo y actitudes propias del trabajo científico: la paciencia y la perseverancia”, ha señalado. “Lo que queremos es sembrar la semilla en alguno de los alumnos porque quién sabe si de aquí puede salir una chica o un chico científico”, ha añadido.

Asteroid Hunters in Canary Islands

El proyecto internacional en el que participa una treintena de centros canarios y que cuenta con el apoyo de la NASA, consiste en analizar lotes de imágenes provenientes del telescopio hawaiano Pan-STARRS (Panoramic Survey Telescope and Rapid Response System), cuya misión se basa en fotografiar la eclíptica donde se ven la proyección de las órbitas de los planetas del sistema solar y del Cinturón principal de asteroides.

Los alumnos trabajan con las fotografías, tomadas en diferentes intervalos de tiempo, con el software Astrométrica que permite detectar asteroides por sus dimensiones, luminosidad, brillo y cuyas magnitudes son imperceptibles con un telescopio amateur. Según el profesor, “es un proyecto que en principio no requiere un conocimiento científico amplio, se les da unas primeras nociones sobre el sistema solar, sobre los asteroides, las características, las órbitas y los tipos y después ya nos detenemos en lo que es propiamente la identificación de estos cuerpos”.

Una vez finalizado el análisis, realizan un informe que envían al IASC. “Hay veces en las que vemos algo de lo cual no se tenía conocimiento y veces en las que ayudamos a perfeccionar la localización de algunos que ya estaban identificados”, señala. En cada proyecto, dividido en tres campañas, se reportan alrededor de 30 posibles asteroides.

A pesar de que se trata de una actividad obligatoria, “una vez que empiezan a tener resultados, más allá de la nota, los alumnos se animan porque sienten que realmente están contribuyendo con la comunidad científica”. Para Casas este trabajo persigue, además, impulsar el proyecto del observatorio que ya existe en el instituto, el cual cuenta con una cúpula y varios telescopios.