Canarias comienza a ver la luz: los expertos consideran que se ha alcanzado el pico en las islas y las cifras de contagios, ingresos y fallecimientos han comenzado a disminuir. Nelson Mesa, médico residente de primer año de Neumología en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) y vecino de San Juan del Reparo ha vivido muy de cerca esta crisis sanitaria: “Ni me planteé ni me plantearon durante la carrera vivir algo así, las emergencias son muy excepcionales y de este calibre más aún”.

El joven de 27 años comenzó la especialidad que trata las enfermedades infecciosas del aparato respiratorio en mayo del pasado 2019: “Terminando mi primer año de residencia creo que he adquirido habilidades para colaborar en mi servicio y así lo estoy haciendo”, admite, aunque aclara que “ayuda mucho que el personal se esté actualizando prácticamente hora a hora sobre el coronavirus”.

Nelson Mesa, médico residente de primer año de Neumología del HUC.

Según el culatero, al principio estaba incrédulo con la situación. Sin embargo, el estar tratando con estos pacientes ha hecho que vea la situación con más tranquilidad y objetividad. Y aunque la carga de trabajo ha aumentado, y con ella el estrés, lo que más nota es la imposibilidad de poder evadirse de la situación debido a las limitaciones del confinamiento.

“Pensar que el peligro no es real con los datos que se dan día a día es una actitud bastante inconsciente”

Para el neumólogo, la sociedad “ha cumplido bastante bien”, pero “desde el punto de vista sanitario el factor negativo ha sido la escasez de recursos que hoy sigue habiendo y la lentitud de las medidas para solucionarlo”. Y con todos los que aún no cumplen las normas de seguridad e higiene es muy claro: “Pensar que el peligro no es real con los datos que se dan día a día es una actitud bastante inconsciente”. De hecho, admite que “también hay personas jóvenes sin factores de riesgo que han precisado ingreso en UVI e intubación, porque el riesgo, aunque sea menor, existe”.

Por otro lado, destaca la importancia de no colapsar los números de emergencia, “ya que en ocasiones la asistencia a personas con problemas de salud grave se ha atrasado por esta razón con el peligro que ello conlleva”. Y aunque Mesa insiste en que dependerá de la situación nacional, estima que el confinamiento no se alargará mucho más: “Canarias tiene mejores cifras que otras comunidades y creo que para el día 26 de abril ya podremos empezar a salir a la calle”.