La mayor preocupación durante esta crisis sanitaria está siendo mantener a salvo del coronavirus a las personas mayores. La Isla Baja hace lo propio con los diferentes centros de mayores y mantener el virus a raya es el principal objetivo de estas instalaciones.

Los cuatro municipios cuentan con geriátricos de naturaleza municipal. Por lo tanto, El Tanque, Los Silos, Buenavista y Garachico gestionan centros de mayores en los que se han extremado las precauciones teniendo como medida más dura la prohibición de las visitas.

El Tanque

El alcalde del municipio, Román Martín, ha asegurado que se ha aprobado un plan de choque extraordinario para evitar posibles contagios antes el COVID-19. “La visita de los familiares están restringidas pero están siendo suplidas por vídeo llamadas”, afirma. Además, la partida destinada a la adquisición de EPI’s “se ha incrementado notablemente con el objetivo de garantizar las medidas de seguridad con las máximas garantías”, ha añadido el primer edil.

Por último, Martín ha querido agradecer la formidable labor del personal de geriatría y del personal sanitario y de los trabajadores públicos “que están desempeñando sus funciones para garantizar la prestación de los servicios más básicos”, concluye.

Los Silos 

La edil responsable de la residencia geriátrica de la Villa de La Luz, Raquel González Luis, ha declarado que en el centro no están permitidas las visitas ni tampoco las altas hospitalarias. “Se toma la temperatura a la entrada y salida de las trabajadoras y de los usuarios varias veces al día”, explica González Luis. La plantilla trabaja con guantes, mascarillas y desinfectan con alcohol.

“Se toma la temperatura a las trabajadoras a la entrada y la salida”

Por otro lado, existen “habitaciones de aislamiento en caso de algún positivo o de personas que presenten síntomas. Están preparadas las pantallas protectoras y los trajes de aislamiento”, cuenta la concejala de Los Silos. “Las trabajadoras están haciendo un trabajo ejemplar, cuidando al detalle para no incumplir el protocolo”, concluye.

Buenavista 

Esteban Lorenzo, concejal de Servicios Sociales y encargado de la gestión del centro de mayores, ha enumerado las medidas tomadas desde que se decretara el estado de alarma: “hemos suspendido las visitas, utilizamos material de protección de todo el personal, se ha creado una zona de aislamiento por si se dan casos positivos estar preparados y desinfectamos constantemente nuestras instalaciones”, ha dicho. Por otro lado, Lorenzo asegura que se ha fomentado la higiene de manos de los mayores y se mantienen las distancias, “por ejemplo en el comedor se ha establecido dos por mesa”, explica.

El concejal buenavistero habla de visitas diarias de los médicos y enfermeros de la Seguridad Social y con los que también se mantiene una comunicación constante, tres o cuatro veces al día, con la médica coordinadora del centro. El edil puntualiza que con las personas que estaban en el centro de día y ya no reciben el servicio “se mantiene el contacto y con aquellas que viven solas se han sumado al listado de atención a domicilio”, ha añadido.

Garachico

Elvis de León, edil responsable del Hospital Residencia de Ancianos Nuestra Sra. de La Concepción, ha asegurado que “seguimos estrictamente un protocolo de seguridad en cuanto a medidas de desinfección y limpieza. Comenzamos incluso previamente a que se decretara el estado de alarma”. El concejal asegura que se ha derivado a algún otro usuario al hospital pero “por patologías de base diferentes a lo que produce este virus”.

Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.