La totalidad de los usuarios y del personal de la residencia geriátrica municipal Nuestra Señora de la Luz de Los Silos ha dado negativo en coronavirus. Así lo ha comunicado este miércoles 22 la concejala delegada del área, Raquel González.

En concreto, se les han realizado las pruebas a los 27 residentes y 28 trabajadores del centro (auxiliares, mantenimiento, cocina, fisioterapeuta, personal de limpieza y dirección). González ha declarado a DAUTE DIGITAL que “existía la posibilidad de que antes de las 48 horas tuviésemos los resultados, y así mismo fue”, mostrando satisfacción por la celeridad de los resultados. 

“Dos sentimientos, emoción y tranquilidad, que aparecen cuando te comunican los resultados negativos de los test y de las pruebas PCR del COVID-19 de todos los que allí residen y trabajan”, ha señalado la edil delegada del área en su perfil personal de Facebook, añadiendo que ya se ha puesto en contacto con el centro “para felicitar al personal por el buen trabajo realizado, y dándoles ánimos para continuar sin bajar la guardia por ellos, pero principalmente por nuestros mayores”.

“Dos sentimientos, emoción y tranquilidad”

Un equipo de profesionales del Servicio Canario de la Salud (SCS) realizó este martes en el propio centro los test rápidos y, posteriormente, las pruebas PCR. El test, que detecta la presencia de anticuerpos con una muestra de sangre en apenas 15 minutos, resultó negativo en todos los casos. Lo mismo pasó con los PCR, cuyos resultados se han obtenido este miércoles.

Del mismo modo ocurría en Buenavista. La Casa de Mayores del municipio recibió al equipo del Servicio Canario de la Salud en la misma jornada de que Los Silos. Los test rápidos han dado negativo en todos los residentes y el personal y están a la espera de los resultados de los PCR que esperan conocer este jueves 23. 

Hasta el 21 de abril, el Gobierno canario había realizado casi 7.000 análisis de usuarios y personal de residencias de mayores en todo el archipiélago. Tanto el cribado como el trabajo de control han estados coordinado entre la Dirección General de Salud Pública y la Consejería de Derechos Sociales que, a su vez, se coordina con los cabildos insulares. Este abordaje cuenta con la participación de los centros hospitalarios de referencia, las gerencias de Atención Primaria y el Servicio de Urgencias de Canarias.