Dos vecinos de La Caleta de Interián y de Las Cruces han sufrido en los últimos días pinchazos con tornillos en las ruedas de sus vehículos, algo de lo que se percataron cuando hacían uso de los mismos para desplazarse por motivos de trabajo.

Ambos sucesos tienen un lugar común, la calle Arauz, en La Caleta, que se corresponde con la vía de subida desde la playa hacia el supermercado Alteza.

Héctor se dio cuenta de lo ocurrido tras arrancar su coche en el barrio. Al llegar al comienzo de la subida de la calle, notó un peso en una rueda. Se trataba de un tornillo de rosca fina con dos arandelas y una tuerca pegada ellas. Tuvo la relativa suerte de clavársele solo uno en uno de los neumáticos, porque al bajarse del vehículo encontró seis más alrededor. Sospecha que son tirados a la calzada conscientemente, ya que la tuerca hace contrapeso para que el tornillo quede boca arriba y logre pinchar el neumático. Él mismo lo comprobó in situ.

La denuncia de Héctor en las redes sociales hizo que una vecina de Las Cruces, Reyes, supiese que su caso no fue anecdótico. Vio uno de los neumáticos de su coche picado cuando iba a volver a su casa el jueves desde su puesto de trabajo en Garachico. El día anterior, miércoles, había dejado el vehículo en las inmediaciones del Alteza de La Caleta para ir a comprar.

Cabe señalar que, a pesar de la aplicación del estado de alarma por el coronavirus, el Gobierno central ha permitido que los talleres de reparación de vehículos continúen abiertos, si bien trabajan a puerta cerrada.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.