Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Seprona de Puerto de la Cruz y al Servicio Cinológico de Madrid han intervenido gran cantidad de productos tóxicos en varias inspecciones en explotaciones agrícolas de plátanos ubicadas en Los Silos.

Durante las inspecciones, los agentes hallaron en el interior de un armario del almacén que se utilizaba como cuarto de aperos, vestuario y comedor de los empleados de una de las explotaciones, unas bolsas de un granulado de color violeta que según sus envases era Carbo 5 G Insecticida-nematicida de contacto e ingesta, un producto altamente tóxico para el ser humano y peligroso para el medio ambiente.

Su principio activo es el carbofurano, un pesticida prohibido en la Unión Europea el 21 de octubre de 2009, relativo a la comercialización de productos fitosanitarios, debido a su alta toxicidad. En total, los agentes de la Guardia Civil intervinieron 4,7 kilos del producto.

Con la colaboración del Guía Canino especialista en detección de venenos, se consiguió también una gran cantidad de fitosanitarios prohibidos, concretamente unas 18 cajas de Tenik 10 g, de 10 kilos, las cuales contenían un granulado negro compatible con el Aldicarb, insecticida-nematicida, granulado de acción sistemática, que fue marcado como positivo por el Guía Canino del Servicio Cinológico.

La imagen puede contener: cielo, planta, nube, exterior y naturaleza

El Aldicarb está clasificado como muy tóxico por la Unión Europea y su mera tenencia es ilícita, constituyendo una infracción muy grave a la Ley 43/2002, de 20 de noviembre de Sanidad Vegetal y la ley 42/2007, del Patrimonio Natural y Biodiversidad.

Asimismo tiene la “capacidad para matar” con tan solo 1,5 gramos a 500 zorros o 15.000 cernícalos, e incluso provocar la muerte en cadena de otros animales que comieran el cadáver, resaltan desde la Guardia Civil.

En relación con la inspección, los agentes confeccionaron la correspondiente acta de inspección y toma de muestras para remisión al Servicio de Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil (Medio Ambiente) para su análisis.

Además, se realizó el precinto del resto de los productos detectados, quedando bajo responsabilidad del inspeccionado con advertencia de abstenerse a manipular los precintos por poder incurrir en un supuesto delito de desobediencia a los agentes de la autoridad.