No hay quien pare a Basilio Bravo. El runner de la Villa y Puerto se enfrenta estos días a la 2ª edición de la Half Marathon Des Sables en Perú. Este lunes, 2 de diciembre, pasadas las 7.00 hora local (13.00 hora canaria), se dio el pistoletazo de salida de la primera etapa de esta carrera de 120 kilómetros por el Desierto de Ica. El garachiquense logró completar el recorrido en 4:33.44 cruzando la línea de meta el 160 de 402 participantes, a pesar de que había aproximadamente 600 inscritos. 

Según Bravo, “ha hecho mucho viento y calor”. Sin embargo, las inclemencias meteorológicas no han impedido que se acerque un poco más a su sueño: conquistar otra carrera internacional que añadir a su palmarés, está vez en Sudamérica y con el dorsal 511. 

Esta primera etapa se dividió en varios tramos: 12 kilómetros de arena suelta, alrededor de 14,5 de arena firme y de nuevo casi 5 de arena suelta, todo ello alternado con, según la organización “fuertes subidas, terrenos ligeramente cuesta arriba y fuertes descensos”, a través de las dunas de uno de los desiertos más conocidos de Perú.  

Half Marathon des Sables Perú

La próxima cita tendrá lugar el martes 3, donde los corredores se enfrentarán al recorrido más largo: 55,7 kilómetros. Finalmente, el viernes 6, tras los 22,1 finales, y si todo sale según lo previsto por Bravo, el garachiquense pondrá punto y final a esta aventura transoceánica.