Basilio Bravo encara una nueva aventura en Perú

El garachiquense se enfrenta a 4 días de carrera en total autonomía por el desierto de Ica y 120 kilómetros

0
769

Basilio Bravo encarará una nueva aventura deportiva en Perú del 30 de noviembre al 6 de diciembre. Se trata de Half Marathon Des Sables en su segunda edición. La prueba nace de su padre: Half Marathon Des Sables en Marruecos, cita a la que acudiera Bravo en 2007. 

El garachiquense se enfrentará a 4 días de carrera dividida en cuatro etapas (una de ellas de descanso) por el desierto de Ica en Perú. Serán 120 kilómetros en total autonomía. El recorrido de la prueba no se conocerá hasta el día de salida en el que la organización repartirá el libro de ruta a cada uno de los participantes.

Estos estarán geolocalizados con una baliza de seguimiento a través de GPS para evitar que algún corredor se pierda en el desierto, como ya ha ocurrido en Marruecos. La organización solo aportará agua en determinados momentos de la cita deportiva a los corredores. Por lo que cada uno de ellos tendrá que llevar encima todo lo necesario para subsistir durante la carrera.

Bravo ha contado a DAUTE DIGITAL cómo se han dispuesto los campamentos en los que pernoctarán en medio del desierto. Además, la organización obliga a los participantes a llevar un mínimo de kilocalorías al día. En este caso son 2.000.

En cuanto al material, el deportista garachiquense asegura que la tecnología ha avanzado mucho desde que participara en la edición de Marruecos en 2007: “hay una gran diferencia entre llevar un saco de 600 gramos a llevarlo de 250”, ejemplifica.

Imagen de la carrera Half MDS en el desierto de Ica, Perú
Imagen de la carrera Half MDS en el desierto de Ica, Perú

El corredor ha puesto énfasis en la alimentación y la estrategia. Físicamente “me encuentro bien pero creo que la alimentación es la mejor arma que puedo tener para la recuperación y estar bien“, declara y contrapone la ropa: “en este sentido he sido muy minimalista. Llevo lo justo y necesario”, explica.

El primer día, lunes 2 de diciembre, Bravo se enfrentará a 30 kilómetros. El martes 3 de diciembre vendrá la etapa más larga: 65 kilómetros. La tercera jornada estará dedicada al descanso y se terminará la cuarta etapa con 25 kilómetros. En suma, 120 kilómetros por uno de los desiertos más emblemáticos del mundo. Su geografía le ha permitido ser escenario de pruebas internacionales como el Rally Dakar.

Bravo tendrá que sortear la arena, las dunas y mucha pista por la costa cercana al Pacífico. Precisamente la arena es una de las dificultades que entraña esta prueba. “Quiero ver cómo responden los pies en la arena. Tuve una mala experiencia en Marruecos en 2007 porque llegué muy cascado debido a la superficie arenosa”, argumenta.

Bravo en la llegada de Marruecos en 2007

No obstante, la ilusión y las ganas de compartir la experiencia son fundamentales en la mochila que Basilio Bravo se cargará a la espalda durante cuatro días. “Se trata de una carrera internacional, con cientos de corredores de todo el mundo y con el apartado francés en la organización”, cuenta a este periódico.

Futuro: cierre del anillo pero no insular

El objetivo de Basilio Bravo está en completar el anillo de Half Marathon Des Sables. Si completa la prueba peruana podrá cerrar el circuito el próximo año con Half Marathon Des Sables en Fuerteventura. Es otra de las pruebas de esta franquicia, nacida después de los éxitos cosechados en el desierto marroquí.

Meta en Half MDS en Perú

Bravo está preparado para enfrentarse a una nueva aventura. Este año ha completado carreras de ultradistancia como Tenerife Blue Trail con 102 kilómetros. Además, ha combinado con el entrenamiento de alta intensidad por lo que “me encuentro bien físicamente”, apostilla.

Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.