Las dos personas que están siendo investigadas por un presunto delito de abandono y maltrato animal de dos perros en las medianías de Garachico niegan que esa fuera su intención.

Fuentes municipales han señalado a DAUTE DIGITAL que este lunes por la mañana, los propietarios de los animales se pusieron en contacto con la empresa que los recogió, K9 Adiestramiento, asegurando que en ningún caso querían dejarlos morir, como ocurrió con uno de ellos. El Ayuntamiento de Garachico no ha facilitado los argumentamos dados por los investigados para no entorpecer la investigación judicial; no obstante, desde el consistorio dejan claro que tienen “pruebas contundentes de que lo hicieron con toda la intención del mundo”.

“Lo hicieron con toda la intención del mundo”, dice el Ayuntamiento

Respecto a la identidad de ambos, figuran como residentes en Garachico, si bien se tiene conocimiento de que no viven actualmente en el municipio.

Una vecina avisó a la Policía

Los dos perros fueron hallados el pasado jueves por un vecino, que llamó a la Policía Local. Hasta el lugar, situado en un lugar poco accesible entre Lomo León y La Montañeta, se dirigió un agente, que comprobó el estado del boxer, atado a un árbol.

Ante el riesgo que podía suponer acercarse al perro, el Ayuntamiento buscó a una empresa la empresa de adiestramiento, que acudió junto con la Policía Local y la vecina que dio la voz de alarma al día siguiente. Al animal ya se le había proporcionado agua y comida.

El rescate se produjo sin complicaciones, aunque el perro estaba asustado. Fue llevado a una clínica veterinaria, donde ha quedado ingresado todo el fin de semana a la espera de ser dado de alta.

Respecto al rottweiler fallecido, aunque el primer día el agente se percató de que había otra correa amarrada a un árbol, no fue hasta el momento del rescate cuando se encontró su cuerpo enterrado junto a él. El Ayuntamiento baraja dos hipótesis: que los dueños regresasen al lugar y que, al verlo muerto, lo enterrasen, o que fuese el perro superviviente el encargado de hacerlo tras su fallecimiento.

El rottweiler fallecido estaba enterrado con la correa atada a un árbol
Fotos: cedidas
Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.