Coalición Canaria y Partido Popular han anunciado este martes el pacto suscrito entre ambas formaciones para gobernar juntas el Cabildo de Tenerife, aunque de momento lo harán sin mayoría absoluta. Lope Afonso será el nuevo vicepresidente primero de la corporación.

Nacionalistas y populares han hecho público, además, el acuerdo de gobernabilidad, donde se resumen “los objetivos del nuevo gobierno del Cabildo Insular de Tenerife para los próximos cuatro años, completando las propuestas programáticas que tanto CC como PP han comprometido para el gobierno de la isla”.

Uno de los objetivos tiene que ver con la depuración de las aguas residuales, un asunto que en los últimos dos años ha generado bastante polémica en la Isla Baja. El anterior gobierno insular de CC-PSOE planificó un proyecto de saneamiento y depuración comarcal único para Buenavista, Los Silos y Garachico. Aunque en un primer momento los tres ayuntamientos se mostraron a favor, terminaron cambiando de opinión y apoyando las tesis de la Plataforma Los Silos-Isla Baja, apostando por una depuración natural por municipios y su retorno al acuífero insular.

Localización de las tres opciones para ubicar la depuradora comarcal propuestas por el Cabildo

Sin embargo, el acuerdo entre CC y PP prevé seguir con la ruta fijada en el anterior mandato. “Impulsaremos las infraestructuras de depuración de agua a nivel comarcal, con inversión del Estado, de la Comunidad Autónoma o de la propia corporación, aumentando los recursos existentes para los planes de saneamiento municipales, además de un mayor aprovechamiento del agua regenerada con sistemas de distribución y reparto tanto en el sur como en el norte de la isla”, recoge el documento firmado por los dos partidos.

El Plan Hidrológico Insular contempla trece sistemas comarcarles de depuración, uno de ellos, el de la Isla Baja. El Área de Sostenibilidad, Aguas y Residuos del Cabildo estará en este mandato en manos de CC, cuyo responsable será Alberto Bernabé, con un consejero delegado que será Antolín Bueno. Ambos tendrá la difícil tarea de llegar a un acuerdo con los ayuntamientos de Buenavista, Los Silos y Garachico. En todos ellos gobierna, de una u otra forma, Coalición Canaria. En Los Silos, además, el pacto es el mismo que en el Cabildo, con el PP incluido en el acuerdo.

Obras de la primera fase del sistema de saneamiento comarcal, entre La Caleta y Sibora / Daniel Pinelo
La regulación de Teno, ejemplo para toda la isla

CC y PP no prevén volver hacia atrás en la regulación del acceso a Punta de Teno. De hecho, adelantan que esa política se extenderá a nivel insular: “avanzaremos en el cambio de modelo de gestión de los espacios naturales, en línea con los conseguido en Teno”. El siguiente enclave donde se implantará será Masca. El PP llevará el peso de esa tarea a través del Área de Turismo y de la Dirección Insular de Movilidad, junto con el Área de Sostenibilidad, en manos de los nacionalistas.

En todo caso, queda por ver si el pacto CC-PP es duradero o si, por el contrario, termina en breve tras una hipotética moción de censura de PSOE, Podemos y Ciudadanos.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.