El peor mar de leva en 30 años

Las olas arrasan el mobiliario urbano y afectan a varios edificios

0
5858

Garachico se está enfrentando en la noche de este sábado al domingo al peor mar de leva que se recuerda desde 1987, cuando perecieron dos personas. En esta ocasión no ha habido que lamentar, afortunadamente, daños personales, pero la virulencia de las olas ha causado estragos en el mobiliario urbano y en edificios.

Se esperaba una tarde noche bastante movida y las previsiones se cumplieron poco tiempo después de que la Agencia Estatal de Meteorología activase el aviso naranja por fenómenos costeros.

A las 19.30 horas, el mar entraba por el Callejón y un brazo de agua corría por la avenida marítima buscando el bar Sioux. Fue el primer gran aviso, que volvió a repetir poco tiempo después.

Sin embargo, lo peor llegó con la pleamar, en torno a las 10 de la noche. A esa hora, el mar comenzó a arremeter sin piedad y entró en varios locales de la avenida Venezuela. Se llevó por delante la puerta de la tienda de souvenirs y causó estragos en el Sioux, el Kebab y el restaurante La Almena de San Miguel.

Cristales y losetas rotas, piedras… El agua se deshizo hasta del muro de piedra del jardín del castillo de San Miguel. Paralelamente, algunas viviendas de la calle Esteban de Ponte sufrieron también la embestida de las olas. El mar entró por el callejón de la Artesana Doña Concha de Armas y ocupó toda la primera planta del número 18 de la Esteban de Ponte. La vivienda ha sufrido graves desperfectos.

La mayor complicación se vivió en el edificio Tomé Cano, cuyo único acceso se encuentra en la avenida marítima. Los bomberos del parque de Icod evacuaron a 24 vecinos que habían permanecido en los pisos superiores resguardados y temerosos de un posible cortocircuito al oler a quemado. El mar alcanzó la segunda planta.

Restos del oleaje en las inmediaciones del bar Sioux. / Daniel Pinelo

De madrugada se evacuó también por seguridad el edificio Atlántico, donde se ubica un supermercado y la arepera. El edificio anexo al Tomé Cano, donde se localiza la heladería Frágola, también sufrió daños en las primeras plantas, removiendo el mar algunas habitaciones.

Los evacuados fueron trasladados al pabellón municipal de deportes, donde Cruz Roja ha instalado un hospital de campaña.

Los operarios tapian una vivienda afectada de la calle Esteban de Ponte. / Adtemexi Fuentes

El alcalde de Garachico, Heriberto González, señalaba que mantendrán conversaciones con el Cabildo y el Gobierno de Canarias para evaluar los daños ocasionados.

El tráfico, que en ocasiones como estas se desvía por la calle Esteban de Ponte sentido Santa Cruz, ha tenido que establecerse por los barrios de Los Reyes y El Volcán hasta la ermita de San Roque, mientras que en sentido Buenavista se desvía desde el hospital de ancianos hasta el muelle viejo por la calle Pérez Zamora. La avenida marítima está cortada en su totalidad desde el muelle viejo hasta la ermita de San Roque, al igual que toda la calle Esteban de Ponte y algunas anexas.

De momento, la Agencia Estatal de Meteorología mantiene hasta este domingo a las 15.00 horas el aviso naranja por fenómenos costeros con olas que pueden superar los 5 metros de altura. 

Sigue todo lo que está sucediendo en la Villa y Puerto a través de nuestro canal de Facebook.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.