Los ganadores posan para DAUTE DIGITAL a los pies del faro de Buenavista / Fran Méndez

Álvaro Escuela y Carlos Carballo se han llevado la victoria en la Intersport Faro a Faro 2018, una carrera de montaña de 74 kilómetros que este año ha discurrido íntegramente por la comarca de Daute y el municipio de Santiago del Teide, teniendo por primera vez carácter competitivo.

La pareja del Jaira Trail – Centro Aguere ha completado la prueba en 10:01:50, con una diferencia de 33 minutos respecto a los segundos, el buenavistero Aarón Adasat Hernández y Elena Rodríguez, la primera pareja mixta. Antes de ellos entró en solitario Andrés Rodríguez Palenzuela, con un tiempo de 10:23:37. La tercera pareja, formada por Santiago Gil y Juan Francisco García, paró el cronómetro en 10:37:12.

10 horas han tardado Álvaro Escuela y Carlos Carballo en llegar a meta / Adtemexi Fuentes

Un total de 140 personas (70 parejas) tomaron la salida y 124 lograron terminar. Aunque se daba por hecho que la carrera sería dura, la prueba superó las expectativas. Tras salir a las 5 de la mañana desde el faro de la Punta de Teno, se estimaba que la primera pareja llegaría al faro de Buenavista sobre la 13.00 horas. Pero no ha sido así. Álvaro y Carlos alcanzaron la meta un minuto después de las 3 de la arde. Atrás dejaron la subida hacia la cumbre de Bolico por el Baracán, el valle de Santiago, El Tanque y el ascenso hasta el Chinyero y Erjos, la bajada a Los Silos por Cueva Negras y una nueva subida por Las Moradas hasta el Monte del Agua. De allí a la meta faltaba completar el paso por El Palmar, el casco de Buenavista del Norte y un último apretón por Blancajil.

Adasat Hernández y Elena Rodríguez celebran su segundo puesto / Adtemexi Fuentes

La organización de la Faro a Faro dispuso de todo lo necesario para asistir a los corredores, con un total de siete avituallamientos y decenas de efectivos de seguridad y colaboradores. Los participantes estuvieron arropados, además, por vecinos y amigos que se concentraban en todos los núcleos de población por donde discurrieron.

Podio de la edición 2018 de la Intersport Faro a Faro / Daniel Pinelo

La Faro a Faro 2018 pasará a la historia por haberse realizado completamente en el Noroeste de Tenerife. Sus organizadores preveían colecciones instantáneas extraordinarias y no fallaron. El amanecer en Bolico, la bajada desde Arenas Negras a La Montañeta o la subida por Las Moradas pasarán ya al recuerdo de una de las carreras más duras que se organizan en la isla.

Una quincena de corredores de la comarca no quiso faltar a la cita, tanto pertenecientes a clubes como el Isla Baja, Tortugas o Podona, como aficionados. A ellos se unieron deportivas de todo Tenerife y otras islas del archipiélago. Muchos querían aprovechar la oportunidad de participar en una carrera que puntúa para el Mont Blanc, la meca de las carreras de montaña.

José Manuel Hernández cruza por un minúscula túnel la TF-82 en Erjos / Daniel Pinelo

Desde la organización han resaltado la dureza de la prueba, “más de lo que pensábamos”. El carácter competitivo, asegura Eduardo López, “no ha acabado con el espíritu de la Faro a Faro; de hecho, se ha permitido que uno de los dos integrantes de la pareja termine finisher aunque el otro haya abandonado“. Además, los corredores han manifestado el arrope de todas las personas que se han acercado a animarlos, incluso, en zonas tan alejadas como el Chinyero.

Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.