Foto: Bomberos de Tenerife

La historia de los ocho alemanes que este domingo quedaron aislados en el barranco de Masca tiene nombre propio: José León. Este vecino de Santiago del Teide y su esposa fueron los encargados de atender al grupo de jóvenes que, en plena alerta máxima por lluvia y viento, descendieron este domingo el barranco.

José y su esposa tienen una casa cerca de la playa de Masca, a la que acuden los fines de semana en barco desde el puerto de Los Gigantes. El mal tiempo de estos días les obligó a permanecer en el lugar a la espera de que amainase.

“Llegaron muy tarde. No tienen conciencia; habían dicho que venía lluvia y se arriesgan a bajar un barranco que no conocen y sin guía”, ha relatado José León a DAUTE DIGITAL y a Cope Canarias. El vecino de Santiago del Teide ha relatado cómo les dieron de comer panes y latas de sardinas y atún: “Es lo más que podemos hacer porque nosotros llevábamos varios días aislados. Nos cogió el temporal completo”.

Foto: Bomberos de Tenerife

Los turistas pasaron la noche con sombrillas y un toldo, y están en buen estado. “No es una cosa del otro mundo pasar una noche sin dormir”, ha bromeado.

Pero lo que más ha molestado a José León es el elevado número de personas que cada vez tienen que ser rescatadas de un barranco que a día de hoy sigue esperando su anunciada regulación. “Es rara la semana que no pase nada. Tendrían que poner a un vigilante a la entrada y establecer un tope de personas haciendo el sendero”.

El rescate se ha realizado finalmente por mar. Una embarcación que habitualmente se usa para trasladar a los senderistas que bajan el barranco hasta el puerto de Los Gigantes se ha empleado para llevar la grupo de alemanes hasta ese lugar de la costa de Santiago del Teide. A la llegada esperaba una ambulancia del SUC para atender a los turistas, aunque no ha sido necesario.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.