2018 ya ha traído el primer temporal marítimo a Garachico. Desde esta mañana del 7 de enero, los efectivos de seguridad cortaban el tráfico por las avenidas Tomé Cano y Adolfo Suárez de la Villa y Puerto.

Las retenciones del tráfico ya se sienten como es habitual en las jornadas de domingo en Garachico. No obstante, las colas son más largas y duraderas debido a que la circulación se desvía por el casco del municipio.

El mar se ha embravecido debido a la pleamar pero afortunadamente no ha saltado a la avenida marítima. 

La siguiente pleamar será a las 6.02 horas del lunes 8 de enero. Aunque, según ha confirmado el alcalde de la Villa y Puerto, la avenida se abrirá en breves minutos. 

A partir de las 16.00 se esperaba que el mar pudiera saltar y así ha sido. Lo declaraba Heriberto González, alcalde de Garachico, quien también ha afirmado a DAUTE DIGITAL que “no es un mar para hacer daño. Tranquilidad”.

Por otro lado, González aludió al carácter dominical: “Es un domingo después de Reyes. Siempre es peor cerrarla un día de trabajo por los camiones”.

Vecinos de la avenida aseguran que de esta mañana parecía todo muy tranquilo y que esta mañana, en torno a las 8.30 horas, ha habido un amago de que las olas llegaran a la avenida.

A lo largo de la tarde de este 7 de enero se han ido reuniendo turistas y curiosos que ven en el estado del mar espectáculo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.