El Cabildo, a través del Área de Cooperación Municipal, ha finalizado las obras de mejora y acondicionamiento del Centro Ocupacional Isla Baja, en Buenavista. El presupuesto de las mismas asciende a 206.900 euros, de los que el 90 por ciento han correspondido a financiación insular.

El Centro Ocupacional lleva en funcionamiento más de 20 años

El vicepresidente y consejero de Cooperación Municipal y Vivienda, Aurelio Abreu, valora el resultado de los trabajos de estos equipamientos municipales que “permitirán mejorar la calidad de vida de los usuarios del centro, que lleva en funcionamiento más de 20 años, así como el desarrollo de talleres y otras actividades en condiciones óptimas”.

Las actuaciones subvencionadas, que se enmarcan en el Plan Insular de Cooperación a las obras y servicios de competencia municipal 2014-2017, han consistido en el cerramiento del exterior del edificio, a través de la colocación de puertas y ventanas que dotan de mayor luminosidad y que, además, aíslan el frío y la humedad de las zonas de trabajo.

Foto de archivo

Aurelio Abreu realizó recientemente, junto a la directora insular de Vivienda, Marta Arocha; la alcaldesa de Buenavista del Norte, Eva García; y la concejala de Bienestar Social, Ingrid Regalado; una visita a este centro especializado en las labores de integración social y laboral de las personas con discapacidad para comprobar el estado en el que ha quedado después de los trabajos de rehabilitación.

El Área de Cooperación Municipal ha presupuestado más de un millón de euros para Buenavista

El vicepresidente y consejero insular celebró la conclusión de las tareas de acondicionamiento y explicó que “esta acción se engloba en un conjunto de medidas para la mejora del municipio, que la institución insular ha desarrollado en colaboración con el Ayuntamiento y que suponen un presupuesto de más de un millón de euros”. Al respecto, recordó otras iniciativas previstas como la mejora y acondicionamiento de la infraestructura viaria, del alcantarillado y de la red de agua potable, y la rehabilitación de edificios y espacios libres municipales.

Por su parte, la alcaldesa de Buenavista del Norte, Eva García, quiso destacar el “valioso trabajo que se lleva a cabo en el centro y lo importante que han sido estas obras para el bienestar tanto de los trabajadores como de las personas que a diario asisten al centro y que lo consideran prácticamente su hogar”.

El Centro Ocupacional Isla Baja, que desarrolla actividades para promover la inclusión social y la integración laboral de las personas con discapacidad, cuenta actualmente con 10 monitores que atienden en régimen de día a 36 personas de acuerdo a las necesidades de cada usuario, con el objetivo de favorecer su autonomía personal. Así, entre sus actividades destacan el taller de cerámica y manualidades, el mantenimiento del huerto ecológico y el taller de percusión y folclore.

Además, el centro de estancia diurna dispone de un área de tratamientos rehabilitadores, en la que se incluye un taller multisensorial que, a través de los sentidos y sentimientos, favorece la interacción con el entorno potenciando los estímulos de los usuarios con el objetivo de lograr la mejora del bienestar personal y social.