Buenavista ya cuenta con su corazón solidario

La escultura del herrero icodense Moisés Afonso es la sexta del proyecto 'Conciencia T' y desde el sábado está instalada en la plaza de la Cruz

0

El casco de Buenavista del Norte ya tiene su propio corazón solidario. Se trata de la sexta escultura de este tipo que elabora el artesano Moisés Afonso para recoger tapones de plástico, cuyos ingresos sean destinados a proyectos sociales.

La idea con la que nace este proyecto de esculturas en forma de corazón parte de la aparición de varias iniciativas de recogida de tapas de botellas y otros envases, con motivo de ayudar a los demás. La idea original fue de Nerea, la hija de Moisés, que quiso contribuir dibujando un corazón en el que “poder depositar estas tapas y así ayudar a más niños”, como relata su padre.

Fueron varias las reuniones mantenidas por el herrero icodense y el Ayuntamiento de Buenavista del Norte en aras de sumarse a esta iniciativa en el marco del proyecto Conciencia T. La idea plasmada, en varios bocetos, ya es toda una realidad dentro del programa de  Buenavista Diversa.

El acto de inauguración tuvo lugar en la mañana de este sábado en la plaza de la Cruz del casco buenavistero y contó con la presencia de la alcaldesa del municipio, Eva García; el autor de la obra, Moisés Afonso; la impulsora de la idea, su hija Nerea; el vicepresidente primero del Cabildo de Tenerife, Aurelio Abreu; el párroco de la localidad, Fernando González; y varias concejalas del grupo de gobierno municipal.

La alcaldesa inició su intervención mostrando “el agradecimiento a Moisés por su implicación y el entusiasmo que ha puesto en la elaboración de esta escultura”, destacando “que el proyecto es importante para nosotros por su contenido solidario, pero sobre todo porque guarda similitudes con el concepto que persigue Buenavista Diversa, poniendo en alza valores tan importantes como la solidaridad, la igualdad, la cooperación, entre otros”.

Por su parte, Aurelio Abreu agradeció el gesto al Ayuntamiento y a Moisés, de quien dijo que “ha sido un reconocido profesional al que solo cabe felicitar por los numerosos premios logrados por su extraordinaria labor en difundir los valores de la herrería tradicional”.

Finalizaba el turno de intervenciones el escultor icodense. Moisés Afonso manifestó “sentirse alagado por la buena acogida del proyecto”, del que espera se sigan sumando más administraciones “y que entre todos aportemos nuestro granito de arena en ayudar a los demás”.

La pequeña Nerea junto a su padre y la alcaldesa fueron los encargados de descubrir la escultura realizada en acero cortén, que servirá de depósito para las tapas de plástico. Cabe recordar que el plástico de casi todos los tipos de tapones es valioso, convirtiéndose en un buen material para ser reciclado y por el que se paga hasta 300 euros por tonelada.