Su silueta se vislumbraba prácticamente desde gran parte de la comarca. Desde lo alto de los acantilados de La Culata surgía una torre de piedra inacabada que, durante los cuarenta años que ha estado en pie, ha convivido con el paisaje de la Isla Baja. Hasta esta semana.

El miércoles, 7 de junio, sin nadie esperarlo, comenzaba la demolición del edificio, fruto de sucesivas sentencias que, pese a ser recurridas por los propietarios del terreno, eran claras: la torre y la construcción anexa habían sido construidas sin autorización en un suelo rústico de protección natural.

Foto: Darío Méndez

No es lo que opina su artífice, Gaspar Sierra. El médico y exalcalde de Los Silos comenzó a levantar su proyecto gracias a la cesión de unos terrenos por parte de un paciente suyo, Pedro Torres. La obra comenzó en 1975 y se paró en 1980, un año después de llegar Sierra a la Alcaldía silense. ¿El motivo? Según el socialista, los problemas que podría ocasionarle tras su entrada en la política.

Sierra: “Si se hubiera terminado habría quedado muy bien”

Sin embargo, el primer alcalde de Los Silos en la actual democracia defiende que la obra “tenía licencia desde un principio”, aunque databa de la dictadura franquista. “El proyecto se hizo con autorización”, subraya a DAUTE DIGITAL. Además, afirma que el Ayuntamiento de El Tanque, siendo alcalde Federico Pérez, le suministró la toma de agua. A pesar de eso, Gaspar Sierra, asegura que decidió olvidar su proyecto y devolverle los terrenos a Pedro Torres. “El hecho de estar yo en política le complicó la vida a este hombre”, confiesa. Esta versión choca con la de otra corriente generalizada que señala que fue la administración la que le obligó a paralizar la construcción.

La demolición de todo el complejo es la ejecución forzosa de un acto administrativo confirmado por sentencia. La Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (APMUN), dependiente del Gobierno de Canarias, había advertido desde hace varios años a los herederos de Pedro Torres de la ilegalidad de la construcción. Sin embargo, estos recurrieron repetidamente ante los tribunales. Finalmente, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias ratificó la necesidad de “restituir el bien jurídico alterado”. Ante la inacción de la familia, la administración ha acabado demoliendo la torre y el resto de la infraestructura.

Foto: Fran García / Radio Isla Baja

Lo cierto es que la noticia no ha dejado indiferente a nadie. En las redes sociales ha habido dos posturas enfrentadas entre los vecinos de la comarca. Unos celebraron la demolición al considerar la torre un elemento que rompía la estética del paisaje natural y que, además, representaba la época “oscura” de Gaspar Sierra en Los Silos. Otros, no obstante, consideran que la torre ya era parte del entorno de la zona, en la carretera que une El Tanque con Tierra del Trigo. Algunos han llegado a calificarla de “patrimonio histórico”.

Martín: “Me genera profunda tristeza”

Foto: Juan José Pinelo

Uno de los que ha lamentado la noticia ha sido el alcalde de El Tanque. Román Martín ha detallado en las redes sociales todo el procedimiento administrativo llevado a cabo, pero sin obviar su opinión personal: “Debo reconocer que me genera profunda tristeza, puesto que ya formaba parte de nuestro entorno y, además, poseía ciertas características que podían ayudar a la dinamización del municipio.” El regidor ha calificado la decisión de la APMUN de arbitraria y considera que es “un varapalo judicial después de tantos años”. Pero Martín también ha querido dejar claro que la ejecución de la sentencia era firme, a pesar de las críticas que ha recibido por supuesta “dejación de funciones”. “Resulta muy frustrante encajar la manipulación y las descalificaciones personales”, ha señalado.

No solo en El Tanque se buscaban opciones para darle uso al complejo. El propio Gaspar Sierra, que conoció la noticia de manos de DAUTE DIGITAL, opina que “si se hubiese terminado, habría quedado muy bien”. Sobre los comentarios de quienes, como ha sentenciado la Justicia, aseguraban que la obra era ilegal, Sierra los achaca a celos y rencillas hacia él en su etapa de alcalde.

Más allá de disparidad de opiniones, la realidad es que la torre de Gaspar Sierra ha pasado a la historia y, desde esta semana, solo queda en el recuerdo de los vecinos de la comarca.

Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.