El pleno extraordinario del Ayuntamiento de Buenavista del Norte, solicitado por Sí se puede sobre la futura depuradora comarcal, ha acabado con una moción institucional poco esperada. El acuerdo unánime del pleno se traduce, entre otras cosas, en la exigencia al Consejo Insular de Aguas para que la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de la Isla Baja no se instale en las inmediaciones del barrio de Las Canteras, como pedía Sí se puede, así como otros partidos y grupos vecinales de la comarca. Además, se pide al Cabildo que analice alternativas más amables con el medio ambiente como la depuración natural.

La moción recoge siete puntos que son fruto del consenso entre el grupo de gobierno de PSOE-CC y Sí se puede tras la presentación de sendas propuestas y que finalmente queda de esta manera:

  1. Exigir al Consejo Insular de Aguas, dependiente del Cabildo de Tenerife, el cambio de ubicación de la EDAR de la Isla Baja.
  2. Que la zona que se proponga pueda también acoger la implementación de energías renovables, como puedan ser aerogeneradores, repercutiendo directamente en los costes económicos y garantizando la máxima eficiencia.
  3. Que se busquen alternativas de ubicación que respeten el Reglamento de Actividades Clasificadas que plantea el emplazamiento de actividades molestas como la EDAR a más de dos kilómetros de núcleos urbanos consolidados.
  4. Que se analice por expertos la posibilidad de establecer una depuradora natural para la Isla Baja, al igual que otras alternativas.
  5. Que se garantice el óptimo mantenimiento por parte del Consejo Insular de Aguas de la instalación.
  6. Que se analicen rigurosamente los efectos que la reutilización de aguas depuradas pueda tener sobre las diferentes prácticas agrícolas que se den en la comarca.
  7. Que se establezca un cronograma de reuniones, tanto con los ayuntamientos de la comarca como con los colectivos afectados interesados (vecinos, agricultores, colectivo medioambientales…) donde se realice un seguimiento de las actuaciones que se vayan desarrollando.

El documento se remitirá al Cabildo de Tenerife, aunque el concejal de Sí se puede, Esteban Lorenzo, pidió a la alcaldesa “que no caiga en balde”, como lo ocurrido con la moción institucional sobre Punta de Teno, donde las propuestas aprobadas no se respetaron, según asegura la oposición.

Lo cierto es que este desenlace del pleno extraordinario ha acabado de forma sorprendente. La sesión comenzaba con las críticas del portavoz de Sí se puede y exalcalde, Antonio González, contra el grupo de gobierno por haber llevado al límite el plazo para celebrar el pleno e impedir presentar las alegaciones al segundo ciclo del Plan Hidrológico Insular por parte del Ayuntamiento, algo que finalmente tuvieron que hacer solo los cinco concejales ecosocialistas.

Posteriormente tomó la palabra Esteban Rivero. El edil de Sí se puede hizo un repaso por el documento de alegaciones presentado a la Viceconsejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias, además de hacerse eco de las reivindicaciones de colectivos como la Plataforma Los Silos-Isla Baja o la Asociación de Vecinos Las Canteras-Taco. Muchos de ellos se hicieron presentes en el salón de plenos y agradecieron el apoyo de la formación.

La moción que Sí se puede llevó al pleno fue la siguiente:

  • Exigir al Consejo Insular de Aguas, dependiente del Cabildo de Tenerife, el cambio de ubicación de la EDAR de la Isla Baja.​
  • Que se busquen alternativas de ubicación que respeten el reglamento de actividades
    clasificadas. Esta normativa plantea el emplazamiento de actividades molestas como
    las EDAR a más de dos kilómetros de núcleos urbanos consolidados.
  • Apoyo a las alegaciones presentadas por este grupo ante la Viceconsejería de
    Política Territorial el pasado 4 de mayo.
  • Que se analice por expertos la posibilidad de establecer una depuradora natural
    para la Isla Baja.
  • Que se analicen rigurosamente los efectos que la reutilización del agua depurada
    puede tener sobre las diferentes prácticas agrícolas que se dan en la comarca.
Emplazamiento propuesto para la EDAR de la Isla Baja. Infografía: AV Las Canteras-Taco

Por parte del grupo de gobierno, la alcaldesa Eva García mostró su “sorpresa” por el estudio “bastante riguroso” de Sí se puede, pero también por no haber presentado las alegaciones al Plan Hidrológico cuando estuvo en exposición pública entre 2014 y 2015, momento en el que gobernaba Buenavista el partido ecosocialista. Más adelante, la bronca se haría presente en el salón de plenos por este asunto, señalando Esteban Lorenzo que las alegaciones se producen ahora porque se trata del segundo ciclo del Plan Hidrológico, donde está contemplada la depuradora comarcal, y que las hicieron de manera particular porque el grupo de gobierno “pasó un kilo” de hacerlo conjuntamente. También acusó a la alcaldesa de “echar balones fuera hacia Sí se puede”, como es habitual.

La moción institucional se consensuó tras 20 minutos de receso

Eva García informó de las reuniones mantenidas entre el Consejo Insular de Aguas y los ayuntamientos de Buenavista, Los Silos y Garachico, señalando que se iba a empezar a estudiar la depuración natural como alternativa. Lo más destacado fue el punto de encuentro con Sí se puede: “El grupo de gobierno está completamente de acuerdo en que la ubicación propuesta no es la adecuada. Hay más sitios y no tenemos por qué ponerla cerca de núcleos urbanos.” En este sentido, la primera edil dijo “defender al núcleo vecinal”, en este caso, Las Canteras, y apuntó que habían pedido un estudio del cambio de ubicación, pero permitiendo que fuera “medianamente fácil impulsar el agua regenerada a los terrenos de cultivo”.

La propuesta de PSOE y Coalición Canaria pasaba, por tanto, por pedir al Consejo Insular de Aguas el estudio del cambio de lugar de la EDAR y, en caso afirmativo, iniciar los trámites necesarios para modificar el planeamiento territorial, recordando que no se podría hacer hasta dentro de dos años.

Tras un receso de 20 minutos para estudiar ambas mociones, los tres partidos con representación en el consistorio llegaron a ese acuerdo que recoge como puntos más llamativos “exigir” el cambio de ubicación de la depuradora comarcal y analizar la posibilidad de implementar la depuración natural. El cambio de lugar para la EDAR se plantea, según la alcaldesa, fruto de una negociación entre los ayuntamientos de Buenavista, Los Silos y Garachico con el Consejo Insular, aunque Sí se puede recordó que en su reunión con la institucional tinerfeña, esta no planteó el cambio de ubicación.

Tras este pleno, el proyecto del sistema de saneamiento y depuración comarcal entra en un nuevo capítulo, donde las demandas de la Plataforma Los Silos-Isla Baja y de la Asociación de Vecinos Las Canteras-Taco parecen haber dado sus frutos, al menos, de momento.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.