Es, junto a la depuradora comarcal, uno de los proyectos estrella del Cabildo para la Isla Baja, aunque este, de momento, no ha generado polémica. Se trata del futuro carril bici que unirá Garachico y Buenavista por la costa de Daute en un recorrido total de 17 kilómetros y cuyo coste ronda el millón de euros.

El Cabildo señala que es una de las principales actuaciones contempladas en el programa de recorridos ciclistas, incluido en el MEDI (Marco Estratégico de Desarrollo Insular) y cuyo objetivo es favorecer la movilidad sostenible en bicicleta. El documento fue presentado al Consorcio Daute-Isla Baja en el último pleno de la corporación, celebrado en el Ayuntamiento de Buenavista del Norte el pasado 27 de febrero.

El carril bici costaría alrededor de un millón de euros

El proyecto, redactado por la empresa Teno Ingenieros y que se puede consultar en las administraciones públicas municipales e insulares, huye de ideas complejas y ambiciosas. De hecho, en el documento se reconoce la facilidad de su ejecución, principalmente, porque se desarrolla mayoritariamente por vías consolidadas de titularidad pública donde, salvo algunas excepciones, bastaría con proceder a la señalización del carril.

El itinerario parte de la plaza Constanza de Ponte de Garachico y finaliza en la playa de Las Arenas, en Buenavista. Recorre el casco histórico de la Villa y Puerto y llega a La Caleta de Interián a través del antiguo camino real. Desde allí, comienza a bordear toda la costa, pasando por Sibora hasta llegar al faro de Buenavista. Luego, conecta con el casco de la localidad y baja hasta la playa de Los Barqueros para, finalmente, bordear el campo de golf y terminar en Las Arenas.


Los principales inconvenientes se encuentran en la costa de Los Silos y en el sendero del campo de golf de Buenavista. De hecho, las obras del carril, que durarían seis meses, comenzarían en esos dos tramos, donde sería necesario ejecutar obras en la pavimentación, y se llevarían en torno al 60% del presupuesto total.

Respecto al campo de golf, los redactores del proyecto contemplan ampliar su ancho para hacerlo accesible al tráfico de bicicletas, añadiendo también una calzada de cal y cemento.

Se recomienda impedir la circulación de vehículos de motor en la costa de Los Silos

Más allá de las actuaciones en la costa de Los Silos y de Buenavista, los trabajos se encaminarían a la “adecuación de vías existentes para el uso compartido por cicloturistas de todos los niveles”. Para ello, añaden, “se han seleccionado vías que actualmente tienen escaso tráfico”, generalmente por vehículos que acceden a fincas agrícolas, “siendo la actuación principal aquella conducente a la señalización del mismo, tanto vertical como horizontal”. No obstante, presenta especial cuidado el cruce con la carretera TF-42 en a su paso por La Caleta.En la costa silense, Teno Ingenieros propone impedir el acceso a vehículos a motor, pues la pista de tierra está “francamente degradada” por el uso “no ordenado del espacio”. “Se plantea entonces que la delimitación de la pista utilizable y el impedimento de su uso por vehículos a motor será el primer paso para la recuperación del entorno. La actuación menos invasiva consistiría en la mejora de la explanada, la estabilización del suelo y la delimitación del ancho a utilizar. Existe la posibilidad de utilizar, si fuera necesario, el material acopiado en los márgenes de la pista, contribuyendo de ese modo, a su recuperación estética”, señala el documento. La pavimentación también pasaría por “una mezcla formulada de suelos de los acopios presentes en los alrededores del carril, cal y cemento”. El informe habla de una pista “totalmente integrada en el entorno” que, además, podría estar delimitada con tarajales.

Hay que señalar que las bicicletas compartirían espacio con los coches y resto de vehículos, con lo cual se requeriría una ardua campaña de concienciación por parte de los ayuntamientos orientada a la convivencia entre conductores, ciclistas y peatones. No se prevé eliminar aparcamientos en las calles por donde transcurra el carril. En las reuniones con los consistorios plantearon dos pequeñas modificaciones del recorrido: en La Caleta, tomar la calle San Andrés en lugar de la de La Luna; y en Buenavista, discurrir por Ingeniero Horacio Martín y descartar la avenida Nicolás Díaz Dorta a su paso por el colegio.

El carril para cicloturistas se plantea ante la necesidad de buscar una nueva oferta para el turismo, el ocio y el deporte en la comarca a través de un recorrido continuo. El ciclista podrá pedalear a través de los 17 kilómetros sin necesidad de bajarse de la bicicleta en ningún momento. El proyecto contempla también la instalación de varios paneles informativos de los lugares más emblemáticos de la comarca por donde discurra el carril bici, así como colocar códigos QR.

En función del resultado del carril, el Cabildo contempla dotar a la Isla Baja de otras vías similares a largo plazo. De hecho, el proyecto recoge otros recorridos como unir Garachico y Buenavista a través del casco de Los Silos y el camino real de Daute y Taco, conectar Los Silos y la costa o bordear la montaña de Taco por la pista agrícola actualmente existente.

Las claves

  • Presupuesto: un millón de euros, aproximadamente.
  • Longitud: 17 kilómetros.
  • Poblaciones: Garachico, San Pedro de Daute, Las Cruces, La Caleta de Interián, Sibora y Buenavista del Norte.
  • Discurre por vías públicas. Se compaginará con la circulación de vehículos a motor.
  • Cruza la carretera TF-42 por La Caleta.
  • Tiene continuidad de inicio a fin.
  • Zonas más complicadas para adecuar: costa de Los Silos y sendero del campo de golf de Buenavista.
  • Necesidad de concienciar a la población sobre el respeto a los ciclistas.
Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.