La mirada indiscreta en la tarde de San Roque

DAUTE DIGITAL ha querido ser ese espía que se queda con algunos detalles curiosos durante la proclamación de San Roque como patrón de Garachico

0
211

En todo acontecimiento existen detalles y momentos anecdóticos que se escapan de las versiones más oficiales, oficiosas y protocolarias. Siempre hay una mirada indiscreta que deja constancia e informa de lo que pasaba alrededor. DAUTE DIGITAL ha querido ser ese espía que se queda con algunos detalles curiosos durante la proclamación de San Roque como patrón de Garachico.

Momento descanso, momento café o vasito de agua con gas en el kiosco de la plaza por parte de las autoridades: José Heriberto González, alcalde de Garachico; Carlos Alonso, presidente del Cabildo; y José Luis Rivero, director insular de Cultura. La tarde fue larga y hubo que reponer fuerzas.

Un estruendo rompió la tranquilidad de la tarde con la llegada de la banda de cornetas y tambores de La Orotava. Más disciplinados, imposible. Genio y figura para acompañar en una tarde muy especial a San Roque.

Se dio otro hecho histórico. Es la primera vez que una senadora acompaña al pendón garachiquense. Icod de los Vinos tuvo representación gracias a Isabel García. Fue el único municipio que participó en la peregrinación y que no estuvo por motivos de agenda. Tenían motivos de peso para emocionarse en la Ciudad del Drago.

Hubo mucho protocolo. Para ordenarlo y fuera todo dentro de los cánones estaba Borja Lynch. Justo en el momento de la foto se puede hacer el juego de palabras: protocolo médico.

Momentos de tensión también hubo. La subida de San Roque al altar o también la bajada del Cristo de la Misericordia fueron algunos de ellos. Cada escalón se escuchaba un murmullo, un ‘uy’… pero para que no pasara nada había una gran comitiva de hombres de negro. Todos están a salvo con ellos.

La ofrenda estuvo marcada por los detalles que se ofrecían. Desde cintas aterciopeladas y bordadas hasta el cayado de peregrino o un disco con las mejores imágenes de la peregrinación con una estampa de San Roque.

A algunos el sueño les pudo. Los más pequeños flaquearon en algunos momentos de la eucaristía pero nada que no pudiera resolver un ‘¡viva San Roquito!’ final. Aún así, siempre está el regazo de una madre para tomar descanso y coger resuello como las autoridades en el kiosco.

Hay algunos que tienen hasta palco. Las ventanas de la fachada del hotel Quinta Roja se han convertido en los últimos años en auténticos lugares de privilegio. Desde ahí se ve todo con otra perspectiva, digna de los turistas. Otra cosa es si se enteraron de algo.

Ellos sí que tienen privilegios. Están al otro lado y ayudan a la autoridad eclesiástica. Todo un honor cuando eres niño y se viven momentos de este calado. Algunos conversan y discuten sobre temas que no se llegan a conocer y otros comprueban si su atuendo tiene un roto o un descosido. ¿Habrá que usar la máquina de coser o valdrá con aguja e hilo?

Los reporteros gráficos sí que no pueden faltar. Qué recuerdos materiales quedarían entonces. Él es un ejemplo de ser un fotógrafo incansable, cogiendo cada detalle. Incombustible. O lo que es lo mismo: Paulino Díaz Lorenzo.

No se tenía constancia de su presencia. Pero ella estuvo ahí durante toda la tarde-noche de ayer. Incluso fue protagonista en el inicio de la jornada de ayer. La torre de la parroquia de Santa Ana lució este inusual aspecto durante la eucaristía. Por si alguien no miró hacia las estrellas, hacia el firme cielo… aquí tienen la imagen con la que se termina esta retahíla de curiosidades. Seguro que algo se escapó a esta mirada indiscreta de DAUTE DIGITAL.

Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.