Garachico derrocha fervor hacia su nuevo patrón

San Roque fue declarado este sábado patrón de la Villa y Puerto en una abarrotada glorieta de San Francisco. Cierra dos meses de peregrinación por todo el municipio

0

Uno asiste a muchos días normales, aparentemente irrelevantes, pero que con el paso del tiempo se convierten en históricos por uno u otro matiz. Luego están los días en los que uno sabe que está viviendo momentos únicos e irrepetibles, donde incluso pestañear supone arriesgarse a perder detalles que pasarán a la posteridad.

En Garachico ayer se vivió uno de esos días. De los que no volveremos a vivir nunca. Solo una vez en la vida un pueblo declara a su amigo de confianza santo patrón entre repiques de campanas, fuegos, folías y aplausos, tras dos meses visitando las calles del municipio.

La historia que une a la Villa y Puerto con San Roque, con su San Roquito, desde 1606 se traduce en siglos de cariño mutuo. 410 años después de que el protector salvara al pueblo de una epidemia de peste, este se lo devuelve nombrándolo patrón general del municipio “con todos los derechos y privilegios litúrgicos” dados por el Vaticano, como leyó ayer el obispo de Tenerife.

Hemos esperado este día desde siempre

La tarde se esperaba intensa. Y no fue para menos. Mientras el presidente del Cabildo, el obispo y las autoridades locales inauguraban la torre de la parroquia de Santa Ana, los custodios de San Roque no podían contener los nervios ante lo que se venía encima. “Estoy como un flan”, confesaba Marcos Expósito. El mayordomo del santo ha acompañado a la imagen en sus dos meses de peregrinación por medio noroeste tinerfeño y este sábado era la prueba de fuego: todo tenía que salir perfecto. “Hemos esperado este día siempre, porque el pueblo ha considerado patrón a San Roque desde antes”. Raúl Pérez, otro de los colaboradores de la parroquia, aseguraba que después de estas celebraciones muchos garachiquenses tienen ganas de repetir la peregrinación del santo por todo el municipio, algo que el alcalde pediría públicamente horas después al obispo. Además de decorar alegóricamente el altar de la glorieta de San Francisco, Raúl ha realizado la exposición “Una mirada del tiempo”, con imágenes en miniatura e ilustraciones en torno a la vida de San Roque. Después de todo el trabajo realizado en torno al santo, bromeaba diciendo que lo siguiente es comenzar a preparar los belenes para Navidad.

Minutos antes de las 6 de la tarde, el pendón municipal y las autoridades partían desde la Casa de Piedra hasta la iglesia parroquial para recoger a San Roque. En la glorieta ya esperaba impaciente el pueblo, bajo la imponente presidencia del Cristo de la Misericordia, el que antaño tanta devoción generó en Garachico; y Santa Ana, patrona de la Villa.

El alcalde pide repetir la peregrinación periódicamente

Las campanas anunciaban que San Roque salía en camino de la parroquia para comenzar la solemne eucaristía en una glorieta de San Francisco abarrotada. El tiempo se paró cuando la imagen del santo hizo su aparición ante los fieles y subió las escalinatas para incorporarse al majestuoso retablo improvisado, a los pies de la iglesia de los Ángeles.

Era el momento. El párroco, Domingo González, leyó la aprobación del obispo, dada en La Laguna el pasado 26 de septiembre, para que San Roque fuese declarado patrón de Garachico por la veneración que históricamente ha tenido en la localidad. Instantes después, era el propio prelado, Bernardo Álvarez, quien leía la bula llegada de Roma que confirmaba el 4 de noviembre a San Roque “patrono ante Dios del lugar conocido como Villa y Puerto de Garachico”. Un anuncio de la Congregación para el Culto divino y la Disciplina de los Sacramentos que era recibida en la glorieta con un aplauso general y con la interpretación del ‘Dios te salve, Roque santo’, uno de los cánticos más emotivos que el garachiquense José Baute escribió al protector.

San Roque ya era patrón de Garachico. La misa transcurrió con la solemnidad de las grandes ocasiones, incluyendo la ofrenda del Cabildo y del Ayuntamiento con las cintas que lucirá la imagen de San Roque en su vara. La celebración finalizó con la petición pública de Heriberto González pidiendo al obispo que autorice una peregrinación periódica de San Roque por sus barrios y una repuesta esperanzadora por parte de Bernardo Álvarez: “Lo pensaremos.” Un alcalde emocionado reconocía posteriormente a DAUTE DIGITAL que lo vivido en estos dos meses ha conseguido uno de sus grandes objetivos: cohesionar territorialmente a Garachico. Domingo González tampoco pudo ocultar la emoción en su completa lista de agradecimientos a todos aquellos que hicieron posible lo vivido desde mediados de septiembre.

Con toda solemnidad partió la procesión de regreso a la parroquia con las imágenes de Santa Ana, San Roque y el Cristo de la Misericordia por la calle Esteban de Ponte. Fuegos artificiales y el constante repique de las campanas acompañaron el transcurso del cortejo por los adoquines. Las folías de Ben Gara en la plaza de Abajo y el himno a San Roque de la Agrupación Musical de Garachico en el interior de la iglesia pusieron el broche a una jornada histórica.

San Roque ya es patrón de Garachico. Tiempo habrá ahora para ver qué cambia en la Villa y Puerto con este nombramiento. Uno de los retos del párroco es aumentar la acción social y caritativa en torno a San Roque. La respuesta del pueblo se verá en los próximos meses y años. De momento, toca disfrutar.

Y que viva San Roque.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.