Noche de tensión en Garachico

El mar de leva ha causado importantes daños materiales en la avenida. El estado de la vía es "deplorable", asegura Heriberto González

0

Garachico ha vivido en las últimas horas un azote constante del mar de leva. Las olas han saltado durante todo el día a la avenida marítima, aunque los momentos más tensos se han vivido durante la noche, especialmente entre las 22:00 y las 02:00 h. La vía se ha quedado sin alumbrado público y el mar se ha llevado por delante alguna vallas de la piscina municipal, papeleras y algunas locetas de las aceras. El tráfico se está desviando por las calles interiores del casco, como es habitual en ocasiones como esta.

Lo que no ha sido habitual es que el agua llegase casi hasta la calle Esteban de Ponte, vía por la que está circulando el tráfico en dirección a Santa Cruz. El alcalde, Heriberto González, ha señalado esta mañana a COPE Canarias que “la noche ha sido bastante complicada” y que no se recuerda en los últimos 6 o 7 años una situación como esta, a pesar de que la avenida Adolfo Suárez suele cerrarse al tráfico en varias ocasiones al año.

Las previsiones del Ayuntamiento para el día de hoy pasan por, en la medida de lo posible, limpiar la avenida para, “si hay suerte”, proceder a su reapertura al tráfico por la tarde. No obstante, el Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Seguridad y Emergencias, ha declarado la situación de alerta por fenómenos costeros y por lluvias en Canarias. Esta decisión se toma teniendo en cuenta la información facilitada por la Agencia Estatal de Meteorología y otras fuentes disponibles, y en aplicación del Plan de Protección Civil por Fenómeno Meteorológico Adverso (PEFMA).

Además, Heriberto González advierte que “la avenida presentará un aspecto bastante deplorable durante unas semanas, algo no deseable”.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.