Labores agrícolas en Teno Alto / Leticia Dorta

El Cabildo de Tenerife ultima el inicio de la modificación del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Rural de Teno, junto al de Anaga, cuyo comienzo formal se espera aprobar en el próximo pleno de la institución insular, que se celebrará el último viernes de este mes.

Estas modificaciones fueron expuestas por el área de Planificación del Territorio y Patrimonio Histórico en la reunión del Patronato Insular de Espacios Naturales Protegidos de Tenerife celebrada este jueves y presidido por la consejera de Medio Natural y Seguridad, Isabel García.

García ha informado que, “a través de la práctica cotidiana de la gestión de los parques rurales de Teno y Anaga, gestionados por su área, se han ido identificando en sus respectivos PRUG algunas imprecisiones o déficit en cuanto a la zonificación y a la regulación de determinados usos que es necesario ir abordando para subsanarlos y adecuar la regulación a la realidad de los parques”.

La consejera ha añadido que, “si bien las modificaciones son menores, suponen inconvenientes en el correcto desarrollo de las actividades del órgano gestor del espacio natural”. Por ello, durante el encuentro, “desde ambas áreas hemos analizado pormenorizadamente las correcciones que habrían de introducirse en los PRUG para resolverlas”.

Por su parte, el director insular de Planificación del Territorio, Emilio Fariña, ha explicado que “al objeto de dar a conocer estas correcciones y recabar la conformidad del Patronato Insular de Espacios Naturales Protegidos de Tenerife sobre las mismas, desde la Dirección Insular se presentó a los miembros del Patronato el alcance de la iniciativa”.

“El siguiente paso será la elevación de los documentos de inicio de ambas modificaciones al pleno del Cabildo e iniciar así sendas modificaciones”, ha añadido. Durante la tramitación, se abrirá un proceso de información pública y consulta institucional en el que tanto la ciudadanía como las administraciones implicadas podrán formular alegaciones y observaciones al contenido de las modificaciones propuestas”.

Para Fariña, “se trata de modificaciones puntuales en la zonificación para el reconocimiento en ambos parques rurales de áreas agrícolas consolidadas; actualizar y completar la  regulación de determinados usos e intervenciones, tales como el uso de drones, la escalada, tránsito en bicicleta o en quad, marchas y maniobras militares, tendidos eléctricos o de telecomunicaciones o acceso rodado a bares, restaurantes y merenderos”.

En el caso concreto del Parque Rural de Teno, “se prevé la actualización de la base cartográfica del PRUG, que difiere, según los vecinos, de la realidad actual”. Igualmente, en relación con la actividad agropecuaria, “se plantea mejorar la regulación de los cuartos de aperos y pequeñas dependencias semienterradas de forma más ajustada a la realidad del Parque”.

También se propone “corregir redacciones concretas de determinados artículos de los PRUG que claramente son errores materiales”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.