El Ayuntamiento de Buenavista del Norte ha puesto en marcha un proyecto de resolución de conflictos y gestión emocional dirigido a escolares del municipio, con el que se busca dotarlos de las herramientas necesarias para resolver sus conflictos cotidianos a través del acercamiento y del acuerdo, potenciando así la mejora del clima de convivencia en los centros educativos.

El proyecto, titulado Buscando soluciones, no culpables, será impartido por el personal de la ludoteca municipal. Dotará de estrategias para que los niños de Primaria aprendan a resolver los conflictos que se les presentan en su día a día de forma adecuada, buscando soluciones y alternativas desarrollando su asertividad. Además, se potencia el desarrollo emocional, dando lugar a una mejora en su autoestima y su autonomía.

El proyecto se llevará a cabo durante este curso escolar para los alumnos de Primaria de los dos CEIP del municipio, comenzando a aplicarse en el de La Cuesta y sumándose a lo largo de 2021 el CEIP Nicolás Díaz Dorta.

El concejal de Bienestar Social, Esteban Lorenzo, explica que se trata de un proyecto “esencial para la infancia ya que en la gran mayoría de centros escolares existe una gran diversidad de alumnado, lo que implica dar múltiples respuestas”. Además, asegura que “la baja autonomía que tienen en la resolución de conflictos cotidianos se refleja pidiendo continuamente ayuda externa de un adulto, así como en la falta de empatía y respeto por los iguales y la baja tolerancia a la frustración cuando estos conflictos no son resueltos, lo que crea malestar en ellos mismos y en el aula”.

“La ausencia de charlas educativas a nivel comunitario y programaciones complementarias al currículum oficial hacen que sea necesaria la visibilidad y viabilidad del proyecto, aportando conocimientos necesarios para el desarrollo integral de los menores”, añade Lorenzo.

La evaluación se realizará de manera continua, sistemática y flexible para conocer la evolución de los procesos de aprendizaje del alumnado y para la toma de las decisiones necesarias para adecuar en desarrollo del proyecto. La actividad evaluadora contribuirá “de manera decisiva” a la mejora de la actividad.

Finalizado el proyecto, se realizará una evaluación final por medio de un cuestionario de satisfacción de los participantes, valorando el nivel de aceptación en cada colegio.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.