Pleno del Ayuntamiento de Garachico (archivo).

El Ayuntamiento de Garachico se ha quedado sin secretario de manera temporal. Esta figura de carácter administrativo es fundamental para la vida jurídica y burocrática de las instituciones públicas. 

En el caso de Garachico, la jubilación del anterior habilitado nacional (categoría a la que también pertenecen los interventores y tesoreros) ha paralizado la actividad administrativa por unos días.

No obstante, según ha declarado el alcalde de Garachico, Heriberto González; la próxima semana «habrá dos funcionarios ejerciendo temporalmente estas funciones (secretario, interventor y tesorero) mientras se incorpora un habilitado nacional. Estamos en las gestiones para ello», asegura el primer edil.

Por otro lado, también ha explicado que consultará con el Cabildo Insular de Tenerife qué servicios de asesoramiento jurídicos pueden prestarles. «Sabemos que tienen una herramienta para los municipios pequeños que se encuentran en estas circunstancias y les pediremos ayuda», explica.

El anterior habilitado nacional compartía su actividad con el Ayuntamiento de Icod de los Vinos, donde también ha sido sustituido por un funcionario del consistorio icodense. Ocurre lo mismo en el Ayuntamiento de El Tanque, donde un policía ejerce también las funciones de secretario. 

El papel de los habilitados nacionales es fundamental para la actividad burocrática diaria de cualquier institución pública. En este caso, el hecho de que exista esta ausencia en el consistorio garachiquense no ha permitido la celebración de la primera verbena después de la pandemia en Garachico. El secretario debe notificar la autorización de ese acto.

Además, obstaculiza la vida del ciudadano de a pie en trámites, como por ejemplo, emitir un certificado de empadronamiento. 

Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.