Un ejemplar de tortuga boba muerta ha aparecido en la jornada de este miércoles 6 de abril en la costa de Los Silos. Concretamente, en el charco de La Araña. La tortuga presenta señales rojas en la cabeza y el caparazón. El ejemplar fue trasladado al centro de recuperación de fauna silvestre La Tahonilla, dependiente del Cabildo Insular de Tenerife.

Juan José Ramos, naturalista y colaborador desde hace varios años de ONG’s de Cabo Verde dedicadas a la conservación de las tortugas marinas, ha asegurado que «en estas fechas suelen llegar cadáveres a la costa casi todos los años». 

Ramos explica que este ejemplar parece un subadulto de en torno a 10 años de edad. «En estas fechas muchas tortugas adultas o subadultas se dirigen a la zona de cría en Cabo Verde, donde se encuentra la tercera mayor colonia de crías de La Tierra», afirma el naturalista silense.

En cuanto al grado de protección de esta especie, hay que recordar que todas las tortugas marinas están protegidas por normativas regionales, nacionales e internacionales. La ‘Lista roja de especies amenazadas’ de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (IUCN) incluye a 6 de las 7 especies de tortugas marinas como amenazadas. En el caso concreto de la tortuga boba, se encuentra en la categoría de vulnerable. 

La tortuga boba (caretta caretta) está presente en las principales regiones de aguas tropicales y subtropicales del planeta. Esto es en los océanos Índico, Pacífico, Atlántico y el mar Mediterráneo. En el Atlántico norte tiene sus principales playas de puesta en Cabo Verde, Florida y Carolina del Sur. Es una especie frecuente en las aguas de Canarias, donde se le puede observar a lo largo de todo el año, aunque más especialmente durante la primavera y el verano. 

 

Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.