El Tanque ya tiene la primera alcaldesa de sus 200 años de historia institucional: Esther Morales. Natural del casco del municipio, 41 años de edad y desde sus inicios en política (2015) a la vera de Román Martín, exalcalde de El Tanque inhabilitado para ejercer cargo público y a la espera de otra sentencia. 

Con puntualidad inglesa y con una buena coordinación en el protocolo para evitar la propagación del COVID-19, comenzó la sesión plenaria que designaría a Morales como alcaldesa. Se echó en falta la presencia de su antecesor, Román Martín, que no acudió como público.

También faltó el otro partido de la oposición: Coalición Canaria. Según ha podido saber este diario, los dos concejales nacionalistas no acuden a los plenos desde que Román Martín tomara posesión en 2019. Faustino Alegría, quien también fuera alcalde del municipio, es uno de los ediles de este partido.

Coalición Canaria no acudió al pleno

El pleno se desarrolló con normalidad y siguiendo los pasos protocolarios. La siguiente concejal en la lista del PSOE, Melani Aguilar Curbelo, no pudo tomar posesión ya que se credencial no llegó a tiempo, por lo que tampoco acudió al pleno. El siguiente punto fue la toma de posesión de Morales.

«Segundas partes nunca fueron buenas»

Previamente, Pablo Estévez, líder de la oposición con Nueva Canarias; intervino en un alegato corto pero preciso. En primer lugar, Estévez felicitó a Morales y le deseó éxito «por el bien de los tanqueros. Nosotros seguiremos haciendo una oposición responsable, coherente y firme», aseguró. Además, añadió que «seremos exigentes en la transparencia y esperamos que haya un cambio de rumbo en el juego democrático y en la participación que ha sido ausente en los últimos años». 

Estévez, quien fuera alcalde de El Tanque y también número dos de Román Martín con el PSOE, dijo que «segundas partes nunca fueron buenas, pero nosotros esperamos que el refrán no se cumpla y que esta segunda parte sea más democrática y transparente». 

Antes del momento culmen, Esther Morales, nueva alcaldesa de El Tanque; intervino asegurando que se sentía agradecida y emocionada. «Nuestro municipio ha experimentado un desarrollo sin precedentes en estos diez últimos años y ha habido un despegue en todos los sectores», explicó.

Román Martín, exalcalde tanquero, apareció en el discurso de su predecesora: «Agradecemos a Román Martín su compromiso, su gran lección de trabajo, su legado y todos los proyectos. Es un referente para muchos», y prosiguió asegurando que «él inició la senda del cambio y del desarrollo en El Tanque. Ha logrado las mayores cotas de inversión en este municipio y se ha ganado el respeto y la admiración de todos los vecinos».

«La sombra de Román Martín será muy larga»

En un momento determinado de su discurso, Morales recordó a la figura de Román Martín diciendo que «la sombra de Román Martín será muy larga», apostilló.

Fuera de protocolo

Esther Morales se estrenó ante los medios de comunicación tras su toma de posesión y contó algo de su trayectoria profesional. Se inició en política hace unos diez años de la mano de su predecesor, Román Martín. Antes ya había desempeñado funciones laborales en la administración pública, pero fue en 2015 cuando fue de número 2 en la lista de Martín. Desde entonces, ha trabajado codo con codo con Román Martín y ha llevado «prácticamente todas las áreas del consistorio», declaró.

En lo que se refiere a la sentencia de Román Martín, Morales la definió como muy injusta. «Creo que no se merece esta sentencia. La apertura de la residencia fue una decisión que había que tomar, creemos que es necesaria. Vamos a seguir defendiéndola y si tuviera que volver atrás haría los mismos pasos que hizo Román Martín. Creo que en su momento la Justicia le dará la razón», sentenció decidida.

«Si tuviera que volver atrás, haría lo mismo que Román Martín»

«Estoy contenta, pero me hubiera gustado que fuera de otra manera. Es lo que me toca asumir. Me complace el hecho de ser la primera mujer alcaldesa de El Tanque, pero estoy triste a la vez porque creo que Román Martín merece la oportunidad de seguir al frente del Ayuntamiento de El Tanque», aseveró. Con la proclamación de Morales como alcaldesa, Garachico es el único municipio de Daute que no ha tenido una alcaldesa a lo largo de su historia. 

En cuanto a los habitantes de El Tanque, Morales aseguró que «hay crispación en el municipio. En el sentido de que ven injusta la sentencia hacia Román Martín y creen firmemente que la residencia es necesaria». No obstante, Morales cree que los vecinos están tranquilos porque ella sigue al frente del Ayuntamiento.

Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.