Google Maps

El alcalde de Buenavista del Norte, Antonio González Fortes, pidió en la última reunión del Consorcio Daute-Isla Baja la mejora de la seguridad de la carretera TF-445 a su paso por los barrios de Triana y El Molino, dado el elevado número de vehículos que transitan por la zona en dirección a la costa del municipio y a Punta de Teno, dos de los principales enclaves turísticos del municipio.

González hizo esta petición ante el presidente del Cabildo, Pedro Martín, y el director insular de Carreteras, Tomás Félix García, donde el resto de ayuntamientos de la comarca también expresaron sus demandas en materia vial.

La petición de Buenavista viene refrendada informes de la Policía Local y por las numerosas quejas por parte de los vecinos de Triana y El Molino, que han solicitado la colocación de nueva señalización de velocidad y varios pasos elevados de peatones con el objeto de mejorar la seguridad de la vía.

La zona dispone de comercios, restaurantes, colegio, parque recreativo y otros servicios en apenas un kilómetro, transcurriendo por una vía insular (TF-445) con alta densidad de tráfico, “lo que hace más necesario tomar determinadas medidas en aras de mejorar la seguridad vial”.

El alcalde añade que “esta vía, que va hacia Punta de Teno, sirve también de conexión a otros servicios de referencia como el Hotel Meliá Hacienda del Conde, el campo de golf, la playa de la Arenas o la piscina municipal, lugares que reciben una importante afluencia de visitantes como también de vecinos, lo que incrementa el volumen de vehículos que soporta esta carretera, con lo que todas las medidas encaminadas a garantizar la seguridad de vehículos y peatones no están por demás”.

Actualmente, los datos de densidad de tráfico son recogidos por el Servicio de Carreteras del Cabildo Insular de Tenerife, que tiene instalado un aforador cercano a la barrera que da acceso a Punta de Teno, si bien desde el Ayuntamiento piden que ese dispositivo se cambie de ubicación y se traslade a un punto anexo a la rotonda que da acceso a la zona de costa y al hotel, para tener una cifra más real del volumen de paso de vehículos. “Manteniendo la ubicación actual no permite recoger los datos reales y, por lo tanto, ajustar las soluciones técnicas a la realidad de la vía”, dice Antonio González.

El consistorio espera que sus peticiones “no caigan en saco roto y se tengan en cuenta por parte de la Administración insular, valorando la línea de colaboración llevada a cabo hasta el momento con el Consorcio y el Cabildo, como la puesta en ejecución de varios proyectos y programas para favorecer el desarrollo de la comarca”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.