Para algunos esta historia estará machacada. Pero la inmensa mayoría de los lectores de este periódico desconocen a Manuel González Abreu. Silense, casado en Garachico y el prisionero número 5.940 del horrible campo de concentración nazi de Mauthausen (Austria). 

El pasado miércoles 5 mayo se cumplieron 76 años de la liberación de este campo de concentración. Lamentablemente, González Abreu no pudo salir de allí. Falleció el 7 de noviembre de 1941 en el campo de concentración de Gusen, cerca de Mauthausen, y a donde llevaban a los prisioneros con peor estado de salud. El silense murió con 36 años a causa de linfangitis, linfadenitis y trastorno de la circulación, según el registro de Gusen.

Hasta este diario ha llegado esta efeméride gracias al artículo del periódico El Día. La curiosidad es como el hambre. No te deja en paz hasta que la matas. Y entonces descubres que el médico Fabián Hernández Romero tiene una joya de blog: Deportados canarios. Y además, dedica un extenso espacio a la figura de Manuel González Abreu y su familia garachiquense. 

El médico Fabián Hernández Romero tiene una joya de blog: Deportados canarios

El silense se casa con María de los Dolores León Adán y al inicio de su matrimonio viven en el número 48 de la calle San Diego. En la vía paralela, la Esteban de Ponte, el padre de María de los Dolores tiene un taller de carpintería: el de los milices. Ese del que tanto has oído hablar por tu cercanía al lugar. El taller de carpintería está muy cerca de una afamada pizzería, para situación de los que desconozcan la calle.

Más tarde, Manuel y María de los Dolores se mudan al barrio de El Volcán con sus tres hijas: María del Carmen, Marta y María de los Ángeles. Hasta 2014 y según ha podido saber Daute Digital, Marta continuaba viva. No se tienen fotos de Manuel González Abreu, pero sí de sus tres hijas.

Imagen de las tres hijas de Manuel González Abreu: Marta (i), María del Carmen (d) y María de los Ángeles (detrás)
Imagen de las tres hijas de Manuel González Abreu: Marta (i), María del Carmen (d) y María de los Ángeles (detrás)

Pero Manuel González Abreu no estuvo en Mauthausen por casarse con una garachiquense, ni tampoco por adoptar el oficio de sus cuñados y su suegro. Evidentemente, su actividad político-sindical y su cargo como secretario de la agrupación socialista local lo convirtieron en objetivo de la derecha tras el alzamiento del 18 de julio de 1936.

Lectura obligatoria: ‘El Franquismo en Canarias’

Cirilo Velázquez Ramos, historiador garachiquense, hace alusión a la detención de Manuel González Abreu en el capítulo ‘Franquismo y vida cotidiana local: el caso del municipio de Garachico en el noroeste de Tenerife (1936-1959)’ del libro coordinado por Aarón León Álvarez ‘El Franquismo en Canarias’.

En la página 153 se puede leer: «A las filas de las fuerzas armadas sublevadas fueron incorporados igualmente elementos considerados izquierdistas y uno de los detenidos tras el golpe de Estado, el jornalero Manuel González Abreu, (…) pudo pasar hacia finales del verano de 1938, a la zona republicana, como consecuencia del canje establecido entre ambos bandos (…). González Abreu pasará a Francia siendo detenido finalmente por los alemanes y enviado al campo de concentración de Mauthausen (…)». 

González Abreu será detenido por los alemanes en Francia y enviado a Mauthausen

Pero el silense de adopción garachiquense no sería el único en ser detenido tras el golpe de estado de 1936 en la Villa y Puerto. El alcalde socialista Antonio González Velázquez también fue apresado junto a Francisco Abad Acosta, Hermógenes Afonso Álvarez, Aquilino Barroso Expósito, Juan Delgado Gutiérrez, Jesús Dorta Afonso, Honorio Real González, Cirilo Rodríguez Méndez, Fermín González Martín (concejal), Luis Castañeda Pérez (concejal), José Bravo del Pino (concejal), José Hernández León, José Baute Morales y Juan Carballo Martín (acusado de marxista).

Sin noticias de Manuel

González Abreu estuvo en la prisión Costa Sur, conocida como Fyffes. Desde allí, en 1938, fue trasladado a la cárcel donostiarra de Ondarreta. Más tarde, entró dentro de ese canjeo de prisioneros citado anteriormente. En el listado de ese intercambio, el segundo apellido de Manuel es Arco. Así, se desconoció el paradero del silense hasta el final de la Guerra Civil española.

Es más, su familia pensó que Manuel rehizo su vida en Rusia al alistarse en la división azul y sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial. Su viuda y dos de sus hijas, que murieron relativamente jóvenes, no conocieron nunca la verdadera historia de su marido y padre, respectivamente, según apunta Hernández Romero en su blog. 

En 1939, González Abreu se alista en la Compañía de Trabajadores Extranjeros (CTE) en Francia. En el mismo año, la Comisión Provincial de Incautación de Bienes en España abre un expediente al silense e incauta a su familia todos los bienes.

Documento del Archivo Municipal de Garachico por el que se ordena la incautación de bienes familiares de Manuel González Abreu
Documento del Archivo Municipal de Garachico por el que se ordena la incautación de bienes familiares de Manuel González Abreu

Su posible alistamiento en el CTE no le hace descansar de su pesadilla ya que en 1940 es apresado por los nazis tras la invasión del país galo. Previamente a llegar a Mauthausen, pasó por varios campos de prisioneros y finalmente, el 25 de enero de 1941 llega al campo de concentración austriaco. Allí, de 1.478 prisioneros fallecen 1.146. Junto a González Abreu había otros nueve canarios y también el catalán Francisco Boix Campo, conocido como el fotógrafo de Mauthausen. El silense quedó registrado en el campo de concentración nazi como rotspanier (voluntario rojo de la guerra española) y schreiner (carpintero). 

Documento sobre el posible alistamiento de González Abreu en las CTE
Documento sobre el posible alistamiento de González Abreu en las CTE
La familia política de González Abreu: los milices, los carpinteros de la Esteban de Ponte

La curiosidad sobre la figura de Manuel González Abreu también está relacionada con su familia garachiquense. En el padrón municipal del 1 de diciembre de 1924 (consultado en el Archivo Municipal del Ayuntamiento de Garachico) aparecen casi todos los miembros de la familia política de Manuel González Abreu con vivienda en la calle San Diego 48. Sus suegros, Francisco de León y León y Ángela Adán; su esposa, María de los Dolores de León Adán (aunque en el padrón solo aparece como Dolores); y sus cuñados y cuñadas.

No obstante, no aparecen todavía sus cuñados Julián y José (más conocido como Pepe) y que serían los últimos en gestionar el taller de carpintería de la calle de Esteban de Ponte hasta la década de los noventa del siglo XX.

En el taller de los milices también desarrollaría su actividad como carpintero José Lemus González desde los 8 años de edad y nacido también en la calle San Diego número 29 (casi a la misma altura que la casa familiar de los milices y donde viviría Manuel González Abreu).

La curiosidad de Fabián Hernández Romero

Un médico al que la inquietud y la represión a algún familiar le ha llevado a investigar sobre la represión franquista en Canarias. En esta frase puede resumirse la creación del blog Deportados canarios. «Últimamente lo tengo un poco abandonado», confiesa el médico de familia al que la memoria histórica le apasiona, además de la botánica. Próximamente publicará un libro junto a otros autores sobre un canario que sufrió la represión franquista.

Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.