El Cabildo Insular de Tenerife ha convertido en compost más de 18 toneladas de flora exótica en la Reserva Natural Especial del Chinyero. El proyecto del área de Medio Natural y Seguridad consiste en reutilizar la valeriana roja (Centranthus ruber), una planta invasora utilizada tradicionalmente en jardines y macetas.

Esta especie está incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras para Canarias que desplaza y bloquea el correcto desarrollo biológico de las plantas propias de la zona. Solo durante el pasado año, donde los trabajos se iniciaron en el mes de junio, se ha cubierto una superficie cercana a las 40 hectáreas y se han retirado unas 20 toneladas de valeriana roja.

La consejera del área, Isabel García, ha visitado recientemente el municipio de El Tanque donde se realiza el proyecto. Destaca que desde 2017 “se han retirado ya 80 toneladas de especies exóticas que incluyen tanto a la valeriana roja como a otras especies”.

El tratamiento reduce la huella de carbono al no ser necesarios los traslados de las plantas extraídas hasta el vertedero y también disminuye considerablemente la cantidad de bolsas de plástico de un solo uso.

Los ensayos para el tratamiento han sido en la zona conocida como Casa Canales, en El Tanque, generando “un recurso de valor añadido, al tiempo que se disminuye el impacto ambiental de la actuación y reduciendo la masa de restos vegetales a embolsar y transportar a vertedero”, explican en un comunicado.

“Estamos ante una optimización de recursos frente a una planta que está apartando de las coladas del histórico volcán de Garachico a nuestra flora local, generando un ecosistema menos variado y más débil ante amenazas ambientales”, ha indicado la consejera Isabel García.

La consejera explica que “nos encontramos ante un proyecto único en las Islas, a través del cual la sostenibilidad está garantizada. Ya no son necesarios un gran número de traslados hasta el vertedero y obtenemos un recurso totalmente natural”.

El Cabildo, a través de la empresa pública Gesplan y en colaboración con el Instituto de Productos Naturales y Agrobiología perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IPNA-CSIC), ha desarrollado una serie de ensayos con varias técnicas de control de la planta.

Las conclusiones, en palabras de Jesús Alberto Brito, técnico de Gesplan, son que la técnica más efectiva consiste en “eliminar y embolsar la parte reproductiva, es decir flores y semillas, cortar la parte vegetativa hasta llegar al tocón y luego realizar tantos cortes longitudinales y profundos como se pueda, evitando así rebrotes”. “Con esta nueva técnica el trabajo de erradicación es rápido, limpio, cómodo, no se afecta a la vegetación nativa y se llega a reducir un 87 % el tiempo de trabajo”, explica Brito.

Isabel García destacó “el importante trabajo que desde el área de biodiversidad del Cabildo se está haciendo en esta Reserva desde hace muchos años” y además recordó que “estos ensayos no hubieran sido posibles sin la colaboración del Ayuntamiento de El Tanque”. Por otro lado, García destacó “el trabajo de las cuadrillas que actúan en esta Reserva en unas condiciones de trabajo bastante duras por lo complicado del terreno donde actúan”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.