Representantes del Ayuntamiento de Buenavista del Norte se han reunido la tarde de este martes 23 de febrero con vecinos del núcleo de Teno Alto con el fin de evaluar la situación generada por el aumento de visitantes al caserío. Aunque el aumento es notorio todos los días, se hace especialmente acusado los fines de semana, lo que ha ocasionado molestias entre los habitantes del núcleo buenavistero.

Antonio González Fortes, alcalde del municipio, estuvo presente en la reunión junto a un pequeño grupo de vecinos del caserío y el jefe de la Policía Local.

Las principales molestias están relacionadas con el aumento del tráfico rodado ya que la vía que llega a Teno Alto es una carretera que no cuenta en todo su recorrido con espacio suficiente para el paso de dos vehículos.

Las principales molestias están en el aumento del tráfico

Además, a partir de la zona de Los Bailaderos, las vías solo permiten, en su mayoría, el paso de un único vehículo. A esta situación, se suma el desorden en el aparcamiento por lo que se ha acordado señalizar las zonas de aparcamiento en el entorno de la plaza de Teno Alto. 

González Fortes comenta que “los visitantes siempre son bienvenidos en Buenavista, pero no deben olvidar que las normas de tráfico también se aplican en las zonas rurales y que la visita no puede interrumpir el normal desarrollo de la vida de este enclave”.

Falta de respeto por el entorno y el patrimonio  

La otra gran problemática que observan los vecinos es “la falta de civismo de algunas de las personas que visitan el caserío cada fin de semana”, aseguran. Según sus apreciaciones, los senderistas abandonan los caminos señalizados, invadiendo propiedades privadas con el objetivo de hacer fotos o descansar apartados del camino.

Hay que recordar que Teno Alto es una zona conocida por su actividad ganadera y “esas fincas que parecen abandonadas, se usan para pasto de las cabras”, reza la nota de prensa. Por otra parte, el tránsito de grupos de personas entre las fincas afecta al ganado y su traslado. Además, se da el caso de que un gran número de personas se acercan al caserío con el objetivo de realizar vuelos de drones en sus alrededores, actividad que está prohibida en la zona. 

A todo esto se le une que el caserío está lleno de construcciones de gran valor etnográfico que son de propiedad privada, pero que atraen la atención de los visitantes que se acercan a ellas para conocerlas de cerca. “Algunas veces lo hacen sin respetar la integridad de las mismas o no atendiendo a la privacidad de sus propietarios”, explican en el comunicado.

Para finalizar, esta falta de civismo se refleja también en la aparición de mascarillas y basura en los caminos, así como excrementos en tagoras y otras edificaciones privadas.

Ante esta situación, el alcalde buenavistero se ha comprometido a “mejorar la señalización de la zona, sobre todo en lo referente al aparcamiento; ampliar la presencia policial, iniciar una campaña de concienciación sobre un uso respetuoso de los espacios naturales y solicitar colaboración al área de Medio Natural del Cabildo Insular de Tenerife, responsable de la gestión del Parque Rural de Teno”.

González Fortes considera que “es una buena noticia que Teno Alto se encuentre entre los lugares preferidos para pasar el fin de semana por buena parte de la población de la Isla, pero debemos recordar que es un lugar habitado, que hay una actividad ganadera importante y que las visitas no pueden suponer un perjuicio para los habitantes del caserío”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.