Emisario submarino de Los Silos / Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias

Podemos Canarias se ha sumado a la oposición a que las aguas residuales de Garachico se viertan próximamente por la costa de Los Silos, como tiene planificado el Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) y el propio Cabildo, a través de lo que la formación considera “un obsoleto y viejo emisario submarino” construido hace cuarenta años.

Así se lo han trasladado la coordinadora general de Podeos en las islas, Laura Fuentes, y el diputado en el Congreso por la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Alberto Rodríguez, a los representantes de la Plataforma Los Silos-Isla Baja, con los que han mantenido una reunión para abordar “el problema que supone, además de las dudas legales que existen, la propuesta de verter aguas fecales sin depurar a través del emisario de Los Silos”.

Podemos Canarias, como recogía en su programa electoral, apuesta por “pequeñas plantas de depuración en distintos lugares a cotas diferentes para los distintos grupos de población y para que ese agua se pueda distribuir a lugares más bajos”. Así, tanto Fuentes como Rodríguez han trasladado a la Plataforma el apoyo a “la necesidad de optar por la depuración natural y otras vías que no necesiten de energías fósiles”, toda vez que desde la formación morada se defiende que las aguas depuradas servirían además para usar en parques, jardines o podría reutilizarse para usos apropiados en la agricultura, “lo que significa apostar por la economía circular, también en el agua”.

Según la máxima responsable de Podemos Canarias, “solo hay que darse un paseo por la Isla Baja para ver la contestación popular y que es un problema enquistado desde hace mucho tiempo”.

Para Rodríguez, que también es secretario de Organización estatal de Podemos, “los vecinos de la Isla Baja están poniendo sobre la mesa una alternativa de depuración más barata, más sostenible y más rápida de construir para atajar el grave problema de los vertidos”.

“Creemos que las instituciones implicadas, el Cabildo, el CIATF y los municipios, deben como mínimo explorar esta vía. No se trata solo de una cuestión democrática y ecológica, sino también de eficacia”, asegura.

Por ello, Laura Fuentes asegura que “queremos que se pare el emisario submarino y se instale una depuración natural, tal y como —según aseguran— demanda la ciudadanía de la Isla Baja, por considerar que es más barata y más sostenible”.

En este sentido, y “en consonancia con lo que debe ser la ambiciosa nueva Ley de Transición Ecológica”, Fuentes y Rodríguez trasladaron a la Plataforma Los Silos-Isla Baja su intención de “llevar a las instituciones donde tenemos representación esta problemática para que los pueblos del norte de la isla sean escuchados”.

Podemos Canarias insiste en que “la depuración natural de bajo coste energético viene avalada por la Unión Europea, no huele ni produce ruidos y tampoco genera residuos”.

Desde que en 2017 comenzó la polémica por el proyecto de saneamiento y depuración comarcal, desde el Cabildo se ha acusado a la Plataforma de ser realmente la voz de Podemos, al estar al frente de ella miembros del partido morado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.