Argumenta estar a diario en contacto con los usuarios del hospital, como se conoce entre los garachiquenses a esta institución, y por eso la dirección lo incluyó en el listado de personas que deberían vacunarse contra el COVID-19 el pasado 10 de enero. Su partido, Coalición Canaria, asegura que su vacunación está justificada. Elvis de León, edil responsable de la gestión del centro, llegó a visitar dos veces al día la residencia de mayores durante el confinamiento.

– ¿Comunicaste a Heriberto González, alcalde de Garachico, que te ibas a vacunar? 

Sí. Tanto para vacunar como con los anteriores PCR… estoy en esa lista desde un principio. Sí, en alguna conversación probablemente se lo haya dicho.

– En el momento de la vacunación, ¿lo hiciste a puerta cerrada? 

Lo hice a puerta cerrada porque los sanitarios, cuando llegaron, consideraron que primero tenía que vacunarse el personal que estaba trabajando de turno y para que no se agolparan cerraron la puerta. Fue en un ambiente distendido e incluso se generaron bromas típicas como “nos vacunamos los sanitarios y los políticos no”. En ese momento yo dije bromeando que si ese era el problema yo me vacunaba el primero.

No sé si fui yo o la directora del centro primero, pero nos vacunamos más o menos a la par y luego se abrió la puerta para que entrara la gente que estaba de descanso o que entraba en otro turno, más tarde.

– Se te incluyó en el listado de vacunación del centro, ¿puedes demostrarlo?

Sí, por supuesto. De hecho, el listado está en el Servicio Canario de Salud, lo tenemos nosotros y hasta incluso se le ha enviado a la dirección de Coalición Canaria. No solo eso sino también junto a un informe de la directora del centro insistiendo (por decirlo de alguna manera) en que teníamos que vacunarnos todos. No directamente al concejal sino que se me incluye dentro de lo que la dirección del centro considera.

–  Se entiende que el listado lo realizó la directora del centro…  

Sí, la directora del centro.

– ¿Por qué comunicas el hecho de que te vacunaste 15 días después de hacerlo y no lo hiciste previamente? 

Salgo 15 días después por el revuelo que se monta con la vacunación de algunos políticos. A mí, sinceramente, me pilla sobrevenido porque en mi caso particular lo veo un acto de sentido común y normalidad. Estoy todos los días aquí, mi labor es de supervisión y de coordinación del centro. Puedo hacerlo bien, mal o regular pero tengo que estar en continuo y constante contacto con trabajadores y usuarios.

Esto no es un hospital, es una residencia de mayores en la cual hay residentes y no hay pacientes y por eso digo lo de interactuar. Ahora mismo -por la mañana de este martes 26- estoy en la plaza y hay dos usuarios paseando.

– Argumentas que necesitas estar en el centro físicamente como el principal motivo para vacunarte. ¿Es necesario que estés allí para dirigirlo? 

Como lo considero yo, sí. ¿Por qué? Aquí hay cerca de 50 trabajadores (auxiliares de enfermería, cocineros, mantenimiento, administrativos). También hay un servicio de enfermería externo y evidentemente alguien tiene que supervisarlo y controlarlo. Para poder hacerlo y llevar un trabajo medianamente coordinado tengo que estar aquí. No me queda de otra.

Cuando comenzó la pandemia había que estar de una manera más continua. Anteriormente ya venía y una vez que comenzó la pandemia venía a diario e incluso dos veces al día. Había mucha presión, no había material… un montón de cuestiones que había que organizar desde dentro.

– ¿Tienes contacto directo con los usuarios del hospital a diario?

Sí, a diario. El contacto directo es de saludarlos, hablar con ellos y ya no solo con los usuarios sino con el personal. Al final, el personal tiene contacto con ellos.

Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.