El colectivo Vientos de Daute comenzó su andadura el pasado sábado 7 de noviembre organizando un acto en Buenavista del Norte dentro del movimiento #CulturaSegura, que busca la pervivencia de la actividad cultural en tiempos de pandemia. Este colectivo surge con la intención de ofrecer a la ciudadanía un espacio abierto a la participación y el asociacionismo a través de la toma de conciencia de la realidad canaria.

El colectivo parte con la premisa clara de contribuir a un imaginario canario que sea fiel a la realidad de las islas, “desde una narrativa histórica de la sociedad que apele a enriquecerla y cultivarla”. Intentan así dar nuevos enfoques, a partir de la comarca de Daute, “que visibilicen el esfuerzo de muchos dentro del asociacionismo y el fomento de la cultura en Canarias”. Por otro lado, Vientos de Daute ve la necesidad de “movimientos conscientes con nuestras situaciones económico-sociales, que provengan de la cultura que es y debe ser nuestro mayor refugio: la casa y hogar de todos”.

Publicidad - Campaña de Navidad de Buenavista del Norte

El evento del pasado sábado comenzó con la presentación del colectivo y, a continuación, con la ponencia de uno de sus miembros Santiago Jesús Lecuona Doble, graduado en Historia del Arte y máster en Cinematografía, denominada La nueva visión de Canarias: el cine inconformista de los años 70, seguida de la proyección y coloquio del cortometraje Mirando perezosamente, de Hernández Moralejo.

En la ponencia se hizo un recorrido general por la historia del cine en Canarias hasta llegar a la década de los 70, dando las claves de aquellas películas rodadas en Canarias (ambientadas o no en las islas) y la visión edulcorada que estas transmitían sobre nuestra tierra. Posteriormente se incidió en algunas claves del cine amateur de los 70, siendo una etapa diferenciadora en cuanto a la preocupación por retratar una realidad completamente diferente a la que habíamos visto. Una realidad más cercana a la gente y a sus problemas.

Por último, se produjo un coloquio sobre el corto que generó bastante participación y encuentro entre las opiniones de los presentes. El colectivo considera que “el acto tuvo un buen recibimiento y los ánimos de la comarca de Daute por tener lugares de encuentro y debate cercanos parece que han quedado bastante patentes”.

Los jóvenes que conforman Vientos de Daute se han sentido “plenamente agradecidos con las personas que han asistido y esperan poder seguir poco a poco con este tipo de eventos culturales que promuevan conocernos entre todos”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.