El alcalde de El Tanque, Román Martín, ha anunciado que recurrirá la sentencia que lo inhabilita durante 12 años para ejercer cargo público por prevaricación administrativa cometida al abrir la residencia geriátrica del municipio sin las certificaciones correspondientes.

Martín lo ha anunciado en un comunicado publicado en su perfil personal de Facebook al filo de la pasada medianoche, horas después de que varios medios de comunicación —entre ellos, DAUTE DIGITAL— se hiciesen eco de la noticia adelantada en el programa Buenas Tardes de Canarias, de Televisión Canaria.

Publicidad - Campaña de Navidad de Buenavista del Norte

En ese mensaje, el alcalde socialista ha señalado que “los abogados ya están preparando el recurso de apelación para elevarlo al Tribunal Superior de Justicia de Canarias y para defender un servicio esencial en nuestro municipio que está permitiendo atender a decenas de personas dependientes de nuestra localidad y del resto de la comarca”.

Acataremos rigurosamente la decisión de los tribunales

“Respetamos los veredictos judiciales y acataremos rigurosamente la decisión de los tribunales”, ha subrayado Martín, para manifestar a continuación que “si, llegado el momento, la apertura de la residencia de mayores supone mi dimisión, me iré con la conciencia tranquila sabiendo que ha valido la pena”.

En abril de 2019, el Tribunal Supremo sentó jurisprudencia al señalar que los condenados a penas de inhabilitación para cargo público no son elegibles y concurren también en una situación de incompatibilidad aunque la sentencia no sea firme, por lo que Román Martín se vería abocado a dejar la Alcaldía de El Tanque en próximas fechas, una situación a la que también se enfrenta la alcaldesa de San Juan de la Rambla, Fidela Velázquez.

“La presentación de las denuncias no han sido casuales”

En ocasiones anteriores, Martín ya había acusado al arquitecto técnico del Ayuntamiento de llevar a cabo “una campaña judicial y política con amenazas y obstáculos continuos” contra él porque, según afirma, “la presentación de las denuncias no han sido casuales, coincide con la convocatoria de la plaza del arquitecto técnico con carácter funcionarial, tal como advertía los servicios jurídicos” del consistorio.

Recuperamos la propiedad tras décadas de litigios improductivos

El alcalde ha señalado que el arquitecto llegó a interponer un total de 41 denuncias “que se han archivado, salvo un procedimiento administrativo que ha sido aceptado a trámite a raíz de la apertura de la residencia geriátrica” y que ha acabado, en primera instancia, condenándolo a 12 años de inhabilitación.

La sentencia expone que el edificio carecía del correspondiente certificado final de obras y que el inmueble estaba embargado por la Tesorería General de la Seguridad Social. “En nuestra defensa, defendimos las recepciones tácitas, puesto que el edificio ya venía prestando servicio como la ludoteca o la Asociación de la Tercera Edad”, ha justificado Martín, para añadir que, “respecto a los embargos que se le practicaron a los gobiernos que me precedieron, denunciamos el convenio con la FEMAC —la Fundación de la Federación de Asociaciones de Mayores de Canarias, para la gestión de las residencias y ya extinta—, nos acogimos al derecho de reversión y recuperamos oficialmente la propiedad tras décadas de litigios improductivos”.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.