La TF-5 ha sufrido nuevos desprendimientos a la altura del Barranco de Ruiz, en el municipio de Los Realejos. El 112 recibió la alerta alrededor de las 4 de la madrugada de este miércoles 11 de noviembre y ha publicado en Twitter recientemente que el problema ya está solucionado. 

Se trata de la caída de piedras de diverso tamaño que han dificultado el tráfico fluido por la TF-5. No obstante, ya se encuentra un carril abierto: el que lleva a Santa Cruz. Existen retenciones, pero el paso es posible con la alternancia del carril.

Publicidad - Campaña de Navidad de Buenavista del Norte

Según el 112, Carreteras del Cabildo Insular de Tenerife ha trabajado para crear un paso alternativo y retirar las piedras de la vía.

El último episodio de desprendimientos, de mayor gravedad, ocurrió a principios de mayo de 2020. La carretera estuvo cortada alrededor de una semana.

Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.