Tras la nueva situación después del confinamiento provocado por la Covid-19, el Ayuntamiento de Buenavista del Norte toma las medidas necesarias para afrontar la vuelta a la nueva normalidad en las infraestructuras que dan servicio a los vecinos y vecinas del municipio.

Por esto, el consistorio ha puesto en marcha de nuevo la ludoteca ‘El yoyo’ con capacidad para 36 niños y niñas del municipio y adaptada a las nuevas circunstancias. La instalación seguirá las recomendaciones que establece la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias para la apertura de las escuelas infantiles y se han adaptado a las instalaciones y características de la ludoteca.

El servicio de ludoteca tiene como objetivo “favorecer la conciliación de las familias en el municipio y generar un espacio de juego para niños y niñas adaptado a las nuevas circunstancias, entendiendo así, la necesidad de normalización del tiempo y ocio de las familias tras el desconfinamiento”, comunican en nota de prensa. 

Para garantizar la seguridad de los menores y familiares, el área de Bienestar Social que dirige Esteban Lorenzo Rivero establece cuatro grupos burbuja con un máximo de nueve niños/as cada uno, prestando servicio a un total de 36.

Se dividirán en cuatro grupos burbuja de 9 niños cada uno

Asimismo, se establecen las medidas generales de prevención de transmisión, otras de carácter higiénico sanitarias, de limpieza y desinfección, de distanciamiento y medidas ante la aparición de síntomas. También se establecen medidas específicas para las aulas y zonas comunes, el personal, el alumnado y las familias. “Todo ello, con el fin de crear atmósferas seguras para todas las personas que intervienen en el servicio“, aseguran.

El edil, Esteban Lorenzo Rivero, afirma que “normalizar la situación de las familias es fundamental para el correcto tránsito hacia la nueva normalidad. Los niños y niñas deben reunirse y establecer vínculos con otros para ayudar a desarrollarse de forma plena, ser más creativos e imaginativos a la vez que trabajan la tolerancia. Además, es importante dar alternativas a las familias que precisan conciliar y  esta, es una forma saludable y beneficiosa para menores”.

Con la nueva normalidad, el Ayuntamiento “dotará de recursos económicos a los nuevos servicios de seguridad e higiene para hacer frente a las distintas necesidades para que vecinos y vecinas del municipio minimicen riesgos”, explican.