El Cabildo de Tenerife, a través del área de Carreteras, ha llevado ha cabo el refuerzo con hormigón (gunitado) del talud en la llamada ‘curva de La Afición’, en la TF-421.

Se trata de uno de los puntos más complicados de la carretera que conecta Las Cruces con El Tanque, donde se han producido algunos desprendimientos que han afectado a la calzada. Cabe recordar que esta vía se convierte en la principal salida de la comarca cuando el mar de leva ha obligado a cerrar totalmente el paso por el casco de Garachico.

Publicidad - Campaña de Navidad de Buenavista del Norte

La TF-421, recuerda el alcalde de El Tanque, Román Martín, “presenta signos evidentes de deterioro y precisa de una intervención estructural, teniendo en cuenta, además, que será la carretera principal que conectará la Isla Baja con el futuro anillo insular”.

El proyecto de mejora de la carretera se está terminando de redactar por parte de la empresa Teno Ingenieros. El Cabildo la considera como “una vía de especial interés” ya que “cuando empiece a funcionar el tramo del anillo insular entre El Tanque y Santiago del Teide, todos los usuarios de la Isla Baja intentarán acceder a él por ahí”, recordó a comienzo de este año el director insular de Carreteras, Tomás García.

Para el alcalde tanquero, “se trata de una intervención millonaria solicitada por ambas corporaciones locales —El Tanque y Garachico— que pretende adecuar la vía a las necesidades de la población presente y futura y que permita, además, garantizar la circulación en condiciones óptimas de seguridad”.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.