La muerte este martes 9 del compositor, vocalista y guitarrista de Jarabe de Palo, Pau Donés, ha consternado no solo a los seguidores del grupo, sino a un sinfín de personas amantes de sus canciones, sus letras y su filosofía. Los Silos fue testigo, el 27 de agosto de 2011, de la magia de este grupo tras acoger uno de los conciertos de la gira ‘¿Y ahora qué?’, en la que presentaron su séptimo disco.

Tal y como lo recuerda Fran Sosa, vecino y partícipe en la organización del concierto, durante la prueba de sonido el cantante, que se encontraba mirando hacia las montañas desde el Polideportivo Aregume, admitió (refiriéndose a la Villa) que “el pueblo tenía algo de magia, tenía algo que a él le gustaba”. “Los músicos no se lo esperaban y lo miraron asombrados y esas palabras se nos quedaron grabadas a todos los que estábamos presentes, fue un auténtico orgullo”, señala el silense.

El grupo visitaba Los Silos tras haber sido nominados al Grammy al mejor disco de rock latino y una semana antes habían tocado en el Madison Square Garden (Nueva York), “la meca para cualquier músico”, según Sosa. “Se montó la mayor infraestructura hasta el momento en cuanto a sonido e iluminación”, asegura, y es que se trataba del primer gran concierto después de los que se organizaron en Buenavista a finales de los 90 y principios del 2000 (con Maná o Celtas Cortos, por ejemplo) y en los que también participó Jarabe de Palo.

Jarabe de Palo en Los Silos (2011) / Luz Sosa

Al evento, organizado por la Comisión de Fiestas de Nuestra Señora de la Luz y en el que actuaron como teloneros Ni un pelo de tonto y las chicas de Mar’a (de la Isla Baja), acudieron alrededor de 2000 personas que bailaron y cantaron al ritmo de ‘Depende’, de ‘Bonito’ y de la famosa y conocida ‘Flaca’, galardonada con el Premio Ondas de la Música a la Mejor Canción en 1997.

“Se creó un vínculo directo entre nosotros y los músicos”

Además, según cuentan, tras acabar el espectáculo los músicos decidieron quedarse al Dj que posteriormente actuó y luego bajar al hotel caminando. “Se creó un vínculo directo entre nosotros y ellos, de hecho, los llevamos nosotros al aeropuerto y cuando los despedimos fue como despedir a la familia”, cuenta.

Una trayectoria marcada por el cáncer

A pesar de que el vocalista llevaba retirado del mundo de la música desde principios de 2019 a causa del cáncer de colon que sufría desde 2015, durante el confinamiento sorprendió a sus seguidores con el anuncio de su regreso. El 8 de abril de este año presentó ‘Vuelvo’ dedicado a las ganas que tenía de regresar a ser cantante, “porque el pisar un escenario es en lo único que pienso”, un tema que, además, venía acompañado del lanzamiento de un nuevo disco: ‘Tragas o escupes’.

Sin embargo, aunque el estreno del disco estaba previsto para septiembre, a finales de mayo Jarabe de Palo asombró con su presentación en streaming, solo dos días después de lanzar su segundo single, titulado ‘Eso que tú me das’. Tan solo dos semanas después el disco supera las 800 mil escuchas en Spotify, mientras que el single ha logrado rebasar los 3 millones de reproducciones en YouTube.